La pandemia dispara la carrera del opositor: busca estabilidad, no salario

Seis de cada 10 candidatos trabajan y reconocen que preparan varias oposiciones a la vez

En los dos últimos años se ha incrementado el número de aspirantes a un puesto en la Administración

La pandemia dispara la carrera del opositor: busca estabilidad, no salario pulsa en la foto

La pandemia ha acelerado la carrera de este colectivo. Cada vez hay más gente opositando: de hecho, la mitad de los aspirantes a una plaza en la Administración, previo paso por un tribunal, ha comenzado a prepararse en los dos últimos años, y el 40% lleva menos de un año hincando codos, lo que supone un incremento del 30% con respecto a 2019. El 80% afirma que su objetivo es buscar estabilidad laboral, un puesto fijo para toda la vida, más allá del salario.

Son conclusiones que se extraen de una radiografía de los opositores españoles en 2021, elaborado por OpositaTest, la plataforma online de preparación de pruebas para opositores, a partir de las respuestas de 4.000 candidatos, de los cuales, 3.632 están opositando actualmente y 222 se lo están pensando.

En este tercera edición del citado estudio, se observa que el nuevo opositor compatibiliza en mayor medida la preparación de la oposición con un trabajo, y que, por tanto, puede dedicar menos horas al estudio. Asimismo, se prepara para dos o tres oposiciones de forma simultanea para tener más opciones dado que los plazos en la administración, y dependiendo de la institución de la que se trate, pueden llevar retrasos en la convocatoria de hasta dos años.

El 59% de los candidatos afirma que compatibiliza la preparación de las pruebas con un trabajo, el 40% de ellos con uno a tiempo completo, y supone un incremento de casi el 20% con respecto a hace dos años. La mayoría asume íntegramente los gastos de preparación, que se sitúan en 90 euros de media al año. El 36% afirma estar preparando más de dos oposiciones: el 27%, dos, y el 37%, una. Según destaca el director general de la citada plataforma, Jonathan García, el estudio de una oposición en España se ha convertido en un minijob para muchas personas, donde el objetivo es el de buscar una estabilidad económica, según afirma el 86% de los opositores consultados y no tanto su vocación. “Optan por preparar varias oposiciones al mismo tiempo y así tener más papeletas para acceder a las convocatorias, ya que estas salen con desorden y retraso”.

El perfil mayoritario sigue siendo el de mujer, en torno a los 40 años, con formación universitaria, experiencia laboral, que vive en pareja y en un entorno urbano. Este colectivo representa el 81% del total, frente a un 19% de hombres. El tramo de edad más numeroso, con un 47%, es de entre 36 y 50 años, seguido por el tramo de entre 26 y 35 años, con un 33%. Su formación es mayoritariamente universitaria (48%) y universitaria superior (20%), seguida de los estudios de Formación Profesional (18%), Bachillerato (11%) y ESO (3%). El 67% de los opositores tiene una experiencia laboral superior a cinco años y tan solo el 9% no tiene experiencia laboral.

El 36% tiene descendencia: de estos el 91% tiene uno o dos hijos. El 56% vive en pareja, un 27% lo hace con sus padres, un 10% vive solo y el resto en otros tipos de hogar. En entornos urbanos se encuentran siete de cada 10 opositores, y el resto en un entorno rural. Y las comunidades con mayor número de candidatos son: Andalucía (27%), la Comunidad de Madrid (21%), Comunidad Valenciana (12%), Castilla y León (9%), Galicia (7%) y Cataluña (5%). Uno de cada dos opositores prepara oposiciones a administrativo o auxiliar administrativo siendo mayoritario la preparación de oposiciones al Grupo C (C1 y C2) y de ámbito nacional.

En cuanto a las herramientas que se utilizan para preparar los exámenes, el 51% asegura que lo hace en solitario, esto supone un incremento del 18% con respecto a 2019. Las plataformas online son el principal apoyo para el estudio: el 80% afirma utilizar test online y más de un 40% temarios en línea.

Los que recurren a una academia física o preparador pasan del 61% de hace dos años al 9,8% en 2021, dato que se atribuye a la pandemia, así como de la evolución de las herramientas online y su accesibilidad. El tiempo de estudio diario se ha reducido notablemente, dado que la mayoría ha lo compatibiliza con una trabajo. El 37% reconoce estudiar menos de tres horas al día mientras que en el anterior estudio era el 18%.

En cuanto al uso de las redes sociales: seis de cada 10 opositores utilizan las redes sociales a diario siendo el medio con mayor frecuencia de uso seguido de la televisión en abierto y la prensa online (cuatro de cada 10 utilizan a diario estos medios). Prácticamente la totalidad de los opositores utilizan WhatsApp regularmente y la mitad de ellos son usuarios regulares de Instagram, YouTube o Facebook.

Sobre las actitudes y preferencias, para casi la totalidad de los opositores la familia es lo más importante, nueve de cada 10 aseguran que les gusta ayudar a los demás y sacan tiempo para ello, y la mayoría se siente comprometidos también con el medio ambiente. No se consideran especialmente digitales. Y entre sus aficiones, ver películas en streaming, seguida de escuchar música, leer libros, salir a comer o cenar fuera y viajar. En general, el opositor no ha dejado de realizar estas actividades por el hecho de tener que estudiar, aunque sí asegura que ha renunciado a viajar.

Normas
Entra en El País para participar