Juego

Los Martínez Sampedro pierden el laudo contra Codere

Los fundadores del grupo reclamaban que su cese en enero de 2018 fuera declarado contrario al acuerdo de accionistas sellado en 2016

Salon de apuestas de Codere.
Salon de apuestas de Codere.

La Corte Internacional de Arbitraje ha notificado a Codere el laudo que resuelve el procedimiento arbitral entablado en 2018 por la familia Martínez Sampedro, fundadora de la compañía de juego, contra la empresa, en el que desestima todas sus pretensiones. Reclamaban que su cese en enero de 2018 fuera declarado contrario al acuerdo de accionistas sellado en 2016, que daba el control a los acreedores pero que les mantenía en los principales puestos de dirección.

José Antonio Martínez Sampedro, Luis Javier Martínez Sampedro y la sociedad de la familia, Masampe, demandaron a la empresa, a algunos de sus accionistas como los fondos Silver Point y Contrarian, y a algunos miembros del consejo, como el presidente Norman Sorensen, por las decisiones que el órgano de gobierno adoptó el 12 de enero de 2018. Entre ellas el cese de José Antonio Martínez Sampedro como presidente ejecutivo, y de su hermano Luis Javier como vicepresidente, otorgando la presidencia al propio Sorensen y la gestión del grupo, como consejero delegado, a Vicente Di Loreto.

Los Martínez Sampedro consideraron que este movimiento contravenía lo establecido en el pacto de accionistas firmado en 2016, que entre otras cosas les daba la presidencia ejecutiva y la vicepresidencia, y que también establecía que la máxima responsabilidad ejecutiva debía recaer en el presidente, y no en un consejero delegado.Tras aquel consejo, Codere aclaró que había dejado sin efecto las cláusulas del pacto de accionistas que desarrollaban estos puntos.

A partir de ahí comenzó una guerra judicial en la que los Martínez Sampedro reclamaban dejar sin efecto los acuerdos y recuperar sus cargos, además de una indemnización. En marzo de ese mismo año llevaron el caso a la Corte Internacional de Arbitraje, y posteriormente Codere  contraatacó y solicitó que la Corte declarase probados determinados incumplimientos del acuerdo entre accionistas por parte de los Demandantes y los condenase a indemnizar a la empresa.

Después de casi cuatro años, la Corte de Arbitraje ha dejado la situación tal y como quedó tras el consejo del 12 de enero, desestimando las peticiones de todas las partes, salvo declarar que José Antonio Martínez Sampedro incumplió en determinados aspectos el acuerdo entre accionistas, aunque sin consecuencias indemnizatorias; y estima que la Corte carece de jurisdicción para resolver algunas de las cuestiones planteadas.

Es la segunda derrota de los Martínez Sampedro en el último mes. La sala de lo penal de la Audiencia Nacional desestimó, en un auto fechado el 2 de febrero, investigar la toma de control de Codere por parte de los fondos y su cese como responsables de la compañía, al declararse incompetente.

El auto, adelantado por Vozpópuli, estabelce "no concurre, por el momento, ninguno de los presupuestos que otorgarían la competencia a la Audiencia Nacional, más allá de una serie de operaciones mercantiles, en perjuicio entre otros de los ahora querellantes, sin que exista perjuicio grave a la económica nacional, sino tan sólo a una entidad mercantil concreta y a los socios y accionistas en su caso de aquella, sin que se haya concretado una extensión material ni contable de los citados perjuicios, ni que las actuaciones desarrolladas en el extranjero, fuesen indiciariamente tributarias de un delito de blanqueo de capitales".

Normas
Entra en El País para participar