Inmobiliario

Culmia prevé lanzar al mercado 2.500 viviendas al año

Cierra 2021 con 295 millones de facturación y 31 millones de ebitda. Este año invertirá 140 millones en adquisiciones de suelo

Francisco Pérez, CEO de Culmia.
Francisco Pérez, CEO de Culmia.

Culmia, la promotora del fondo Oaktree, cerró su primer año de vida con esta marca con 295 millones de euros en ingresos, según informó este miércoles la empresa controlada por Banco Sabadell hasta 2020 y denominada anteriormente como Solvia.

La inmobiliaria, que ha tomado un nuevo impulso con Oaktree, avanza que cuenta con un plan de negocio en el que prevé sacar al mercado 2.500 nuevas viviendas al año a partir de 2025. De esas, alrededor de 1.700 unidades serán para la venta tradicional y en acuerdos de build to rent (construir para alquiler) y el resto será de vivienda asequible en asociación con Administraciones, como la que la empresa cerró recientemente para el Plan Vive de la Comunidad de Madrid.

Bajo la marca Solvia, la compañía había ingresado en 2020 alrededor de 240 millones, pero no es exactamente comparable porque esa empresa realizaba otros servicios para Sabadell. Respecto al ebitda, en 2021 Culmia alcanzó los 31 millones.

En el último año, Culmia ha invertido 100 millones en la compra de nuevos suelos estratégicos en Madrid. Para 2022, prevé comprar más solares por alrededor de 140 millones y calcula un desembolso de 450 millones en los próximos tres años.

Francisco Pérez, CEO de Culmia, explica que 2021 fue un año de importante de arranque de la actividad, tras cierto parón durante los meses de 2020 que tardó en ejecutarse la venta a Oaktree. La inmobiliaria ha comercializado 1.109 viviendas, el doble que el año anterior y ha entregado 814 viviendas. Pérez reconoce que los frutos de incremento de entregas no se verán todavía en 2022, aunque sí destaca que el año “ha empezado bien de ventas y de operaciones”. De las ventas del pasado año, el 40% estuvieron localizadas en Cataluña y 34% en la zona centro.

La compañía dispone de suelo estratégico en algunos de los proyectos localizados en las principales áreas de desarrollo de las grandes ciudades, como los nuevos barrios de Solana de Valdebebas, Valgrande y Retamar de la Huerta (todos ellos en la Comunidad de Madrid), o en Sant Cugat y Cerdanyola (en Barcelona), y donde en su conjunto tiene previsto desarrollar más de 3.000 viviendas en los próximos años.

Normas
Entra en El País para participar