Banca

Los sindicatos llaman a la plantilla de CaixaBank a movilizarse el día 22 en 12 ciudades

Unicaja Banco empieza mañana a comunicar a la plantilla si acepta sus solicitudes de acogerse al ERE

Los sindicatos llaman a la plantilla de CaixaBank a movilizarse el día 22 en 12 ciudades

 Los sindicatos UGT, CCOO y SECB, que representan al 90% de la plantilla de CaixaBank, han decidido ampliar la convocatoria de concentración del 22 de febrero ante las Torres Kio (Madrid) a otras once capitales de provincia.

Los tres sindicatos mayoritarios en CaixaBank movilizarán a la plantilla del banco para protestar por la "presión" a la que aseguran está sometida y reclamar una mejora en su situación.

"La situación actual de la plantilla de CaixaBank es insostenible, de nuevo en el punto de mira de la opinión pública y dando la cara ante los clientes por decisiones que toma la dirección del banco, que no entendemos ni compartimos", han denunciado en un comunicado.

Los representantes laborales aseguran que, tras la fusión con Bankia, los trabajadores de la red viven una situación "insoportable" por el volumen de clientes a los que atienden con una "notable merma" del personal tras las salidas del ERE.

A ello se suma, aseguran, "la presión desmedida en la consecución de retos comerciales inalcanzables que hacen que se multipliquen las bajas por procesos de ansiedad y depresivos".

Por ello, han llamado a los empleados de CaixaBank a concentrarse a las 17.30 horas del día 22 de febrero en las sede principales de CaixaBank en las ciudades de Madrid, Barcelona, Bilbao, Baleares, Burgos, Las Palmas, Murcia, Pamplona, Sevilla, Tenerife, Toledo y Valencia.

Unicaja

Mientras, Unicaja Banco se reunirá mañana con la representación laboral para darle cuenta de la aceptación de las 1.513 salidas voluntarias pactadas en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y comunicarle que va a comenzar desde ese momento a notificar individualmente a cada afectado si su solicitud ha sido aceptada o rechazada.

El acuerdo laboral firmado en diciembre recoge que la entidad "deberá aceptar o rechazar la solicitud en los treinta días naturales siguientes a la finalización del periodo de adscripción voluntaria". Dicho periodo finalizó el 15 de enero, por lo que el banco debería informar a los afectados sobre el resultado de su solicitud antes del 15 de febrero.

Esto supone que, si el proceso continúa avanzando según lo previsto, aquellos empleados de Unicaja Banco que pidieron acogerse al ERE conocerán la respuesta del banco entre finales de esta semana y principios de la siguiente.

Según los datos que maneja la representación laboral, finalmente fueron 2.085 trabajadores los que solicitaron acogerse al ERE pactado con motivo de la fusión de Unicaja Banco y Liberbank.

Como la cifra supera el mínimo de 1.314 solicitudes que era necesario alcanzar para evitar la aplicación de medidas traumáticas, ha quedado garantizado que todas las desvinculaciones serán voluntarias. Sin embargo, el cupo máximo de salidas es de 1.513 personas, por lo que Unicaja Banco rechazará más de 500 peticiones.

Durante la cita de mañana, está previsto que el banco comunique a los sindicatos que va a empezar a informar a los afectados de manera individual si su petición de adherirse al ERE ha sido aceptada o no. Según el acuerdo, debe hacerlo antes del martes, 15 de febrero.

De su lado, los representantes laborales velarán por que se aplique el orden de prelación pactado a la hora de aceptar y rechazar las solicitudes.

El acuerdo laboral recoge que, en caso de que las solicitudes superen el excedente (como finalmente ha ocurrido), primero se aceptarán las de las personas mayores de 63 años, después las del colectivo de trabajadores de entre 59 y 63 años y, en tercer lugar, las del colectivo de 55, 56,
57 y 58 años.

El orden de prelación continúa con el colectivo de empleados de menos de 50 años o que, aún perteneciendo a los colectivos anteriores, no tengan cumplido el requisito de 10 años de antigüedad. Los siguientes serán los trabajadores de 54 años y, por último, aquellos de más de 50 años y menos de 54 años.

Tal y como recoge el acuerdo, en las provincias donde el número de adhesiones voluntarias supere el excedente identificado en el informe técnico, el banco podrá priorizar las necesidades organizativas de modo que se reduzca la diferencia entre ambas, pudiendo decidir la extinción
del contrato sin sujeción al orden de prelación establecido, rechazando en ese caso la solicitud de adhesión a la medida.

Unicaja Banco tiene la posibilidad de informar a los afectados sobre la fecha concreta de extinción de su contrato en ese mismo momento o en uno posterior, con un preaviso mínimo de 30 días, mientras que el plazo de ejecución de las medidas será hasta el 31 de diciembre de 2024.

Normas
Entra en El País para participar