La morosidad empresarial se estabiliza, pero aumenta el periodo medio de pago

La morosidad le cuesta a las empresas más de 1.200 millones de euros, el 11,7% más que en 2020

La morosidad empresarial se estabiliza, pero aumenta el periodo medio de pago

La morosidad se resiste a bajar. Así se pone de relieve en el Observatorio de la Morosidad de Cepyme, referido al tercer trimestre de 2021, publicado este martes. Lógicamente esta tendencia se traduce en un importante coste económico para las empresas, precisamente en un momento en que la solvencia de las mismas no atraviesa su mejor situación.

La deuda comercial con retraso en el pago se incrementó en un 15,8% en el segundo trimestre, hasta registrar un total de 264.567 millones de euros. El coste que ello supone para las empresas en términos de dificultades de financiación e intereses de demora exigibles se estima en 1.247 millones de euros, el 11,7% más que en el mismo periodo de 2020, en el que esta cifra era de 1.117 millones de euros.

En cuanto al periodo medio de pago, o lo que es lo mismo, el número de días que en media tardan las empresas en pagar sus facturas, en el tercer trimestre aumentó hasta los 82,5 días, un día más que en el trimestre anterior, aunque ligeramente por debajo de los 83,3 días registrados en el tercer trimestre de 2020. Esta bajada viene a reflejar una cierta tendencia de estabilización de esta morosidad en tasas elevadas, a pesar de la reactivación de la economía que podría hacer pensar unas mejores condiciones de las empresas para abonar las facturas pendientes.

Las grandes empresas son las que registran un incremento de 4,2 días en su periodo medio de pago, pese a lo cual son las que experimentan un menor plazo con 68,1 días.

Por el contrario, las microempresas redujeron su plazo de abono hasta los 76,3 días, frente a los 77,6 del tercer trimestre de 2020. Las pequeñas lo redujeron hasta 83,6 días desde los 84,2 de idéntico periodo de 2020, mientras que las medianas pasaron de 85,8 a 84,4 días este año.

La construcción y promoción, junto con el sector textil se mantienen como las actividades con mayores retrasos en el pago con 103,3 y 99,6 días respectivamente.

Por comunidades autónomas, donde más se incrementó la morosidad empresarial de manera interanual fue en Galicia, Madrid y las Islas Canarias.

Normas
Entra en El País para participar