Medios

EL PAÍS supera los 180.000 suscriptores

En apenas dos años desde que arrancara el modelo de suscripción, el diario logra un ritmo de crecimiento superior al de la mayoría de las grandes cabeceras mundiales y se sitúa como líder en el mercado nacional

Continúa así con un crecimiento sostenido en el número de suscriptores, con una media de crecimiento de 6.000 nuevos al mes desde su rediseño

EL PAÍS supera los 180.000 suscriptores

Durante el mes de enero, EL PAÍS superó los 180.000 suscriptores, liderando ampliamente el mercado en España. No han transcurrido todavía ni dos años desde que la empresa editora del diario decidiera lanzar un sistema de pago en internet, un proyecto que arrancaba en plena pandemia y que en estos 21 meses ha establecido los cimientos para un futuro sostenible alrededor de la gran comunidad que son los lectores de EL PAÍS. Durante este tiempo se han rebasado todas las expectativas.

En una época periodística sin precedentes, dominada por la crisis sanitaria y económica que trajo el coronavirus, la información rigurosa y el servicio público de la prensa de calidad han adquirido su máximo sentido para los ciudadanos. El ritmo de crecimiento del número de suscriptores de EL PAÍS en sus casi dos primeros años de recorrido es superior al de la mayoría de las grandes cabeceras mundiales. El promedio entre las grandes cabeceras europeas al término de sus dos primeros años es 70.000 suscriptores, cifra que se eleva a unos 150.000 en el caso de las latinoamericanas.

La mayor parte de los suscriptores de EL PAÍS lo son a su oferta exclusivamente digital, algo más de 143.000. El resto, hasta llegar a los 182.000 totales, provienen de los abonados a la edición impresa (lectores que también pueden dar de alta su suscripción en internet) y de Kiosko y Más, la réplica digital de la edición de papel.

Este proceso de crecimiento va en paralelo a la mejora del producto, tanto en el aspecto editorial como en la experiencia de usuario. El pasado 2 de octubre, EL PAÍS lanzó un ambicioso rediseño que ponía la guinda al cambio estratégico que supuso la construcción de un modelo de pago. El diario estrenó entonces nueva imagen, pero también una estructura informativa más enfocada a poner orden y claridad entre el ruido informativo que nos inunda diariamente. Desde entonces, cerca de 25.000 personas más se han sumado como suscriptores, a una media próxima a los 6.000 al mes. Esta ha sido una época en la que el ritmo de crecimiento ha vuelto a acelerarse, tras un lanzamiento explosivo en mayo de 2020 y cierta ralentización posterior.

“Nuestro modelo de gestión de la suscripción unido a unos contenidos de alta calidad nos está permitiendo acelerar la captación y retención de suscriptores, batiendo todos los registros existentes en otras cabeceras en menos de dos años desde el lanzamiento del muro de pago”, señala Carlos Núñez, presidente ejecutivo de PRISA Media.

La irrenunciable apuesta por la calidad

Aunque a otra escala y con diferentes consecuencias, el coronavirus no ha aflojado durante este tiempo. La sexta ola, con la variante ómicron contagiando masivamente entre el desconcierto de los ciudadanos de todo el mundo, el volcán de La Palma en España o una sucesión de elecciones en Latinoamérica han mantenido la atención de nuestros lectores y, sin duda, contribuido fuertemente en su decisión de convertirse en suscriptores. De gran impacto han sido historias como la pederastia, una investigación de EL PAÍS que comienza a ver sus frutos con la reacción de los poderes políticos y la Justicia, o los documentos confidenciales sobre Ucrania que el periódico publicó el pasado miércoles. La combinación del trabajo periodístico de la mayor redacción de España, junto a una mejora constante de la innovación en formatos, tecnología y la renovación de las aplicaciones móviles conforman parte de la receta del éxito.

Los lectores del diario cada vez encuentran más historias visuales y explicativas, temas narrados en audio, podcast de investigación o encuestas que abren sus tripas y ofrecen los datos internos de los trabajos sociológicos. “El incremento constante de suscriptores demuestra el valor que los ciudadanos le dan al periodismo de calidad, hecho con rigor, independencia y desde la transparencia”, explica la directora del diario, Pepa Bueno. “Habla también de la importancia de que los periodistas contenemos noticias pensando de verdad en nuestra audiencia: en su forma de buscar y leer información hoy en día. Y pone en valor a nuestros periodistas y a nuestras firmas que, en tiempos de ruido y griterío, aportan una mirada exigente y serena sobre la información, el análisis y el contexto", añade.

Desde la última semana de enero, los suscriptores de EL PAÍS se encuentran ya con contenido 100% exclusivo para ellos. Se trata de una evolución del modelo para poner en valor los temas diferenciales, en profundidad, los análisis y la opinión, las grandes entrevistas, los elementos multimedia o las firmas más seguidas. Además, EL PAÍS está desarrollando una línea de boletines solo para suscriptores, como 'La carta de Pepa Bueno', todos los viernes, el adelanto diario de opinión, la newsletter de Kiko Llaneras o 'Maravillosa jugada', el boletín semanal de ajedrez de Leontxo García. Los lectores pueden leer en la web las noticias de última hora y mantenerse informados. Pero ser suscriptor digital de EL PAÍS tiene muchos beneficios, entre otros la consulta de la edición impresa a través de la renovada aplicación para móviles, seguir a autores concretos, temas, o recibir adelantadas en el correo electrónico algunas exclusivas y tener acceso a conversar con los periodistas responsables de las mismas.

Normas
Entra en El País para participar