_
_
_
_
_
Electrónica

Toshiba planea ahora escindirse en dos entidades distintas en lugar de tres

El nuevo cambio del grupo nipón llega después de los problemas financieros y la batalla por su reestructuración

Logo de Toshciba en Kawasaki, Japón.
Logo de Toshciba en Kawasaki, Japón.Reuters

El grupo nipón Toshiba anunció este lunes que se dividirá en dos entidades en lugar de en tres para "agilizar la gestión" y "maximizar el valor de los accionistas", un nuevo cambio que llega después de los problemas financieros y la batalla por su reestructuración.

El conglomerado tecnológico planea ahora dividirse en dos nuevas empresas, con una división de negocios dedicada a los dispositivos electrónicos y otra de infraestructuras que finalmente incluirá la subsidiaria de chips de memoria Kioxia, que en un principio iba a conformar una tercera empresa según los planes del pasado noviembre.

"Consideramos que separar Toshiba en dos empresas independientes y despojarse de ciertos activos secundarios es lo mejor para nuestra compañía a largo plazo", dijo el CEO Tsunakawa Satoshi a través de un comunicado, quien también afirmó que se mantiene el plan inicial para completar la escisión a finales de 2023.

Problemas económicos y escándalos financieros

En el comunicado difundido hoy por la empresa no se especifican los motivos del cambio, aunque los medios locales informan de que se debe a la oposición y falta de apoyo al plan inicial por una parte del accionariado.

La empresa lleva años atravesando problemas económicos y protagonizando escándalos financieros y luchas internas de poder que derivaron en una batalla por su reestructuración iniciada por inversores activistas.

El conglomerado nipón posee distintas ramas de negocio, desde la fabricación de maquinaria para centrales nucleares hasta censores, disco duros o microchips, lo que le reportó ventas por valor de 3.000 billones de yenes (26.015 millones de dólares) en el pasado ejercicio fiscal.

La próxima semana la empresa presentará sus resultados correspondientes al último trimestre del pasado año, tras haber registrado un beneficio neto de 59.700 millones de yenes (517 millones de dólares) para el periodo abril-septiembre de ese mismo año.

Los problemas que arrastra desde hace varios años han penalizado el rendimiento bursátil de la empresa, que espera que esta fragmentación mejore la gestión de sus ramas de negocios.

El pasado junio los accionistas de Toshiba destituyeron al presidente del consejo de administración y a otro alto ejecutivo, tras la salida de otros dos directivos por el escándalo de confabulación de la cúpula de la empresa en contra de inversores activistas foráneos.

Los inversores extranjeros controlan aproximadamente la mitad de las acciones de Toshiba y presionaron a la directiva para remodelar la estructura del conglomerado y mejorar la eficiencia de su modelo de negocio, lo que llevó el pasado año a anunciar su división en tres, y ahora de nuevo en dos.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_