Francisco Lara: “El precio de los seguros de automóviles va a tener que subir”

El directivo defiende una mayor cooperación de las mutuas aseguradoras para poder competir 

Francisco Lara Martín, presidente del grupo asegurador Pelayo.
Francisco Lara Martín, presidente del grupo asegurador Pelayo.

Francisco Lara Martín (Madrid, 1967) va a cumplir en marzo un año al frente de la mutua aseguradora Pelayo. Accedió al cargo de presidente ejecutivo tras la jubilación de José Boada, un histórico del sector. Lara defiende que las mutualidad tienen que colaborar más entre sí para ganar cuota de mercado.

¿Cómo han cerrado 2021?

Aún estamos formulando las cuentas. En general, el balance, dadas las circunstancias, ha sido positivo. Ha caído ligeramente la facturación debido a la presión a la baja en las primas de los seguros de autos, pero hemos logrado mantener nuestra base de clientes. Respecto al beneficio, estará cerca de los seis millones de euros. Es algo menos que en 2020, un ejercicio excepcional porque bajó mucho la siniestralidad en autos debido a los confinamientos.

El precio de los seguros de automóviles llevan años cayendo... ¿dónde está el suelo?

El sector ha demostrado que cada ve es más eficiente y es capaz de trasladar estas mejoras a los precios. Ahora bien, en el mercado estamos viendo ejemplos de precios que son difícilmente de justificar desde un punto de vista técnico.

¿Qué ocurrirá este año?

El repunte de la inflación afecta a la estructura de costes de las compañías. Los talleres subirán precios, y además tienen algunos problemas de suministros, que también tiene un efecto inflacionario. Además, se va a ir recuperando la normalidad, la gente cogerá más el coche y habrá más siniestros. Esta combinación de incremento de costes y mayor siniestralidad tiene que ir aparejada a una subida de precios.

¿Cómo han funcionado otros ramos en 2021?

En el grupo tenemos otras dos compañías. Una es Pelayo Vida, que tenemos al 50% con Santalucía. En los seguros de vida-riesgo ha sido un año muy bueno, casi excelente. Son un tipo de pólizas que cada vez aportan más valor a los resultados. Se trata de un negocio estratégico para nosotros. Ya tenemos 32.000 clientes. Además, tenemos Agropelayo, una compañía líder en seguros agrarios. 2021 fue un año difícil porque ha habido muchos fenómenos meteorológicos extremos que han hecho que se dispare la siniestralidad.

¿Por el cambio climático?

Sí, es evidente que ha habido uno cambio en el clima. Cada vez es más normal que se produzcan situaciones meteorológicas extremas, que afectan a la agricultura y la ganadería. Aquí también veo necesario que las primas se vayan adaptando a esta nueva situación, para poder mantener unos buenos estándares de servicio. El seguro agrario es fundamental para el sector primario y hay que cuidarlo.

¿No se plantean crecer en el ámbito de los seguros de vida-ahorro? Cada vez hay más aseguradoras apostando por este ramo...

No. Teníamos una pequeña cartera, pero estamos dejando que los productos vayan venciendo. Creemos que para vender este tipo de seguros más financieros la red tiene que tener una preparación muy específica, y nosotros hemos preferido concentrarnos en otros ramos.

Con los márgenes tan estrechos en autos, ¿cómo han podido lidiar con tantos años de bajos tipos de interés?

Es cierto que para el sector asegurador siempre ha sido muy importante el resultado financiero, que obteníamos gestionando las inversiones. Era un complemento clave para el resultado puramente asegurador. Por las peculiaridades del sector, casi todo el dinero se invertía en deuda pública, que en los últimos años casi no da rentabilidad. Así que hemos tenido que ir diversificando y buscando otro tipo de activos.

¿Por ejemplo?

Tenemos alrededor del 7% de los activos financieros invertidos en Bolsa, especialmente en fondos de megatendencias, que invierten en compañías que se van a ver beneficiadas por tendencias estructurales de la economía mundial. Es una cartera de Bolsa muy diversificada, también geográficamente, con inversiones en Estados Unidos e incluso en Asia.

¿Y tienen activos alternativos?

Sí, otro 6% de nuestra cartera está en activos alternativos a la Bolsa y la deuda pública. Por ejemplo, con una inversión directa en parques de energía fotovoltaica, que hacemos de la mano de un socio especializado, en Castilla-La Mancha.

¿Qué han hecho con el grueso de la inversión en renta fija?

Hemos tenido un enfoque muy prudente, que nos ha hecho priorizar las inversiones a corto plazo. Eso nos ha hecho perder algo de rentabilidad en los últimos años, pero ahora nos sitúa en una posición más cómoda ante la perspectiva de subidas de tipos. Además de las inversiones directas en bonos, también tenemos algún fondo especializado para entrar en ciertos activos que tienen algo más de riesgo, pero siempre buscando la máxima diversificación.

¿Ser una mutua les perjudica?

El modelo mutual tiene ventajas e inconvenientes. Entre los inconvenientes, que tenemos algunas limitaciones en cuanto a operaciones corporativas o para buscar financiación. Por ejemplo, no podemos cotizar en Bolsa. Entre las ventajas destacaría que reinvertimos todos nuestros beneficios para nuestros mutualistas, y que podemos tener una visión a más largo plazo que otras entidades. Creo que las sociedades anónimas acaban teniendo más presión por el resultado inmediato.

¿Deberían colaborar más las mutuas entre sí?

Creo que sí. Si lo hemos hecho menos de lo deseable creo que ha sido porque hemos demostrado una gran capacidad de adaptación, para seguir siendo entidades solventes y rentables incluso en situaciones muy difíciles de mercado. Pero creo que deberíamos ser capaces de colaborar más, al tiempo que mantenemos nuestra identidad corporativa.

¿En qué ámbitos?

En tecnología, para avanzar más rápido en digitalización y gestión masiva de datos. Y también para poder atraer más talento. Creo que en la tramitación de los siniestros o en los centros de atención telefónica tenemos mucho margen para generar sinergias. En este sentido, creo que desde Pelayo siempre hemos demostrado una gran capacidad de adaptación y agilidad, y que podríamos liderar este tipo de iniciativas de mayor cooperación entre mutuas.

Normas
Entra en El País para participar