Capital riesgo

KKR, CVC, Permira, Bain, Carlyle, Pai y Bain perfilan sus pujas para hacerse con IVI

Las pujas parten desde los 1.500 millones de euros

KKR, CVC, Permira, Bain, Carlyle, Pai y Bain perfilan sus pujas para hacerse con IVI

El capital riesgo se prepara para una de las grandes subastas del año. El líder mundial en la reproducción asistida, la valenciana IVI-RMA, afronta este año su venta, por lo que se han intersado la mayoría de los grandes fondos internacionales que operan en España. Las primeras valoraciones de la firma parten de los 1.500 millones, con grandes potencias como KKR, Permira, Bain, CVC, Pai y Carlyle como favoritos.

Según publicó este periódico el pasado 30 de noviembre, Morgan Stanley y Arcano, los bancos encargados de pilotar la puja, mandaron a un nurido grupo de bancos de inversión los primeros datos a los fondos interesados a finales de 2022. El objetivo era contar con las primeras ofertas para el arranque de este año.

Entre los favoritos emerge KKR, que se acaba de adquirir a Investindustrial la compañía GeneraLife, el tercer grupo europeo en reproducción asistida y puede exhibir contundentes sinergias. También muchos de los que ya trataron de hacerse con Eugin, que al final acabó en manos del grupo alemán Fresenius, como CVC, Ardian o PAI.

El caso de IVI también es conocido para muchos de los grandes fondos que operan en España. La compañía ya sondeó el mercado para vender una participación minoritaria en 2019, en un proceso que no llegó a buen puerto por diferencias entre los accionistas.

La compañía cerró 2020 con una cifra de negocio de 287,8 millones, de los que 282,9 millones corresponden a ingresos por su actividad y el resto por otros ingresos de explotación. En el ejercicio anterior, la facturación fue un 7,5% superior, pero la pandemia de Covid-19 impactó en la actividad.

La compañía reconoce en sus cuentas del año pasado, las últimas disponibles, que la crisis sanitaria por el Covid-19 ha impactado en el negocio debido a “un descenso generalizado de la actividad del grupo a nivel internacional”. Como otras muchas empresas sanitarias no consideradas esenciales, las restricciones han supuesto cierres temporales y mayores restricciones. Los beneficios mejoraron más de un 60%, hasta los 48,6 millones, una vez el grupo completó la venta de su negocio en Oriente Medio.

Tras la salida de Emiratos y de Omán, el grupo está presente en nueve países, con 79 localizaciones. Cuenta con una plantilla que se acerca a los 2.500 empleados, de los que 180 son médicos.

Normas
Entra en El País para participar