_
_
_
_
_
Banca

BBVA reduce un 50% la emisión de CO2 en sus CPD con el apoyo de IBM

El banco acelera su plan de sostenibilidad, algo que cada vez tienen más en cuenta los inversores

Los grandes inversores, aunque cada vez más los minoritarios también, buscan inversiones sostenibles, un criterio que cada vez pesa más en sus decisones para confiar su dinero. Por ello, prácticamente todas las grandes empresas están desarrollando iniciativas para rebajar sus niveles de emisiones de CO2. Ahora, BBVA ha decicido renovar los procesadores de sus Centros de Procesamiento de Datos (CPD) en España y México, de la mano de IBM, para conseguir “importantes mejoras energéticas y ambientales”, explican desde el banco que preside Carlos Torres. En el caso de su CPD de Tres Cantos (Madrid), un reciente estudio llevado a cabo por la propia entidad financiera ha concluido que la instalación de los nuevos equipos de procesamiento central z15 ya está permitiendo utilizar un 50% menos de energía que con los anteriores procesadores de datos y, en un periodo de cinco años, se habrá reducido a la mitad la emisión de gases de carbono.

El estudio de consumidores del Día de la Tierra 2021, del Institute for Business Value (IBV) de IBM, señala que “el 48% de todos los pequeños inversores encuestados ya tienen en cuenta la sostenibilidad medioambiental en sus carteras de inversión y otra quinta parte (21%) considera que es probable que lo haga en el futuro. El 59% de los inversores encuestados espera comprar o vender participaciones en el próximo año basándose en factores de sostenibilidad medioambiental”.

“La tecnología y la sostenibilidad son dos pilares transformadores básicos para BBVA en toda nuestra actividad, algo que también aplicamos en las mejoras que desarrollamos en nuestros propios centros de trabajo”, afirma Desirée Granda, responsable global de Inmuebles y Servicios en BBVA. “Contamos con los centros de procesamiento de datos más avanzados del mundo, que ya de por sí son muy eficientes. Pero no nos conformamos, buscamos continuamente nuevas iniciativas que nos permitan reducir su consumo energético y la huella de carbono asociada”, añade.

Los nuevos procesadores del CPD de Madrid ya están en funcionamiento, mientras que en México se está llevando ahora el cambio. La optimización de este microprocesador supone también una disminución de emisiones de carbono de cerca de 100 toneladas anuales, el equivalente a lo que absorben 596 árboles maduros. Una cifra que implica reducir 497 toneladas de CO2 en cinco años, señalan desde la entidad financiera española.

Según un estudio de IBM el 59% de los inversores ya tiene en cuenta el factor

El banco ha iniciado ya la renovación de sus CPD en Madrid y México para bajar

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_