Los fondos activistas atacan a las telecos: Cevian entra en Vodafone

El grupo británico se dispara en Wall Street

Los fondos activistas atacan a las telecos: Cevian entra en Vodafone

Aumenta la presión sobre las telecos europeas. Tras la ofensiva del grandes private equity, ahora llega el ataque de los fondos activistas. El grupo inversor activista sueco Cevian Capital ha tomado una participación en Vodafone, según adelantó Bloomberg, que cita fuentes conocedoras del proceso.

En principio, Cevian ha estado en negociaciones con los directivos de Vodafone en los últimos meses, para presionar a la operadora para que mejore su evolución. Las opciones de Vodafone para mejorar su valor en el mercado pasan por la consolidación con otras telecos en mercados claves, venta de operaciones o aumento de los planes de recompra de acciones.

Las acciones de Vodafone subieron un 1,2% en la Bolsa de Londres un 1,2%, antes de que se conociese la entrada de Cevian. Posteriormente, los ADR de la operadora llegaron a subir un 5,8% en Wall Street. Desde principios de año, las acciones de Vodafone acumulan una revalorización cercana al 11%, que otorga al grupo una capitalización bursátil de casi 34.500 millones de libras (unos 41.450 millones de euros).

Cevian ha tenido una intensa actividad en los últimos tiempos, con entradas en compañías como Old Mutual, Aviva, que vendió activos no estratégicos o RSA Insurance, que aceptó una opa. El grupo sueco también está presionando en la actualidad a Ericsson para realice cambios, mientras que en 2021 entró en grupos como Thyssenkrupp y ABB para forzar cambios.

La llegada de Cevian ha coincidido con una oleada intensa de especulaciones en torno a Vodafone. De hecho, la operadora ha comenzado negociaciones para la fusión de su división italiana con la filial en el país de Iliad. La integración daría lugar a un nuevo operador con una cuota del 36% en el mercado del móvil en Italia, con unos ingresos anuales cercanos a 6.000 millones de euros. La compañía también exploró recientemente una fusión de su división británica con Hutchison Three, mientras que en el mercado Vodafone está en todas las quinielas para una posible

Además, en el sector se apunta también a una posible operación entre Vantage Towers, filial de infraestructuras de Vodafone, con la división de torres de Deutsche Telekom.

Vodafone presenta la próxima semana los resultados de su tercer trimestre fiscal, concluido en diciembre, y buena parte de las cuestiones de los inversores y analistas se van a centrar en estas posibles transacciones.

Los movimientos en torno a Vodafone coinciden con un momento de fuerte presión de las operadoras europeas para forzar un cambio en la regulación que permita afrontar un proceso de consolidación. El sector vive un periodo de erosión de los ingresos y la rentabilidad a causa de la fuerte competencia.

Esta evolución se ha traducido en una prolongada caída en Bolsa en los últimos años, que ha situado a los antiguos incumbentes en una posición vulnerable frente a la ofensiva de los private equity. De hecho, KKR, uno de los principales accionistas de MásMóvil y socio de Telefónica en Telxius, anunció a final de 2021 una opa sobre Telecom Italia, por encima de los 10.000 millones de euros, mientras que BT ha visto como el inversor Patrick Drahi, principal accionista de Altice, tomaba un 18% del capital de la compañía británica. Durante 2021, la holandesa KPN rechazó sendas ofertas de dos grupos de capital riesgo.

No es la primera vez que un fondo activista sacude a alguna gran operadora de telecomunicaciones. Elliott Management entró en Telecom Italia en 2019 para forzar cambios, y posteriormente en la estadounidense AT&T, donde reclamó ventas de activos y cambios en la gestión (en ese periodo dejó la empresa el veterano CEO, Randall Stephenson.

Normas
Entra en El País para participar