Bolsa

Caso Gamestop: la revolución del pequeño inversor bursátil se diluye

Un año después de que un foro de internet encendiera las alarmas en Wall Street, el fenómeno va evaporándose

Tienda de GameStop.
Tienda de GameStop. Getty Images

La revolución de los pequeños inversores se apaga. Hace un año una legión de foreros agrupados en un foro de Reddit, WallStreetBets, hacía temblar los cimientos de Wall Street con sus compras coordinadas de valores muy castigados por las apuestas bajistas de grandes hedge funds. Un fenómeno que provocó fuertes pérdidas en algunos de los fondos de inversión alternativos más afamados y que disparó la volatilidad del mercado y las alarmas de los reguladores.

Con la ayuda de firmas de intermediación bursátil gratuitas, un batallón de pequeños inversores disparó la negociación bursátil y provocó que acciones muy castigadas por la pérdida de sus negocios como consecuencia de la pandemia y los cambios de hábitos se dispararan en Bolsa. GameStop, AMC o BlackBerry fueron algunos de los ejemplos más llamativos de este fenómeno, que se vio favorecido por la liquidez del mercado.

La pandemia, con el confinamiento y el teletrabajo, fue el detonante para que el pequeño inversor alimentara su apetito por la renta variable y se elevara la operativa bursátil por parte de los minoritarios. Los pequeños inversores se vieron animados por el despegue de brókeres low cost o gratuitos, como Robinhood, eToro o DeGiro, pero que poco a poco han ido reduciendo su presencia en la Bolsa. Con todo, su número en Estados Unidos sigue siendo aún superior al del arranque de la pandemia.

Robinhood reconoció este jueves en sus resultados trimestrales que el número de usuarios activos en su aplicación se ha reducido en los últimos 12 meses. La app llegó a contar con 22,3 millones de usuarios activos en el segundo trimestre de 2021, cifra que ha caído hasta los 17,3 millones. El bróker, que no cobra comisiones a los clientes pero a cambio envía las órdenes de los usuarios a los creadores de mercado a cambio de ingresos –una práctica prohibida en la UE–, acaparó por sí mismo el foco de los inversores con su salida a Bolsa el pasado mes de julio, cuando alcanzó una valoración de unos 32.000 millones de dólares (27.000 millones de euros). Desde entonces sus acciones no han parado de caer y su valor es inferior a 10.000 millones de dólares.

Los valores meme continúan un año después en el disparadero de los inversores pero muchos han sufrido una fuerte corrección. GameStop sigue un 600% por encima de los niveles de cierre de 2020, pero otros como Clover Health cotizan un 80% por debajo de los niveles a los que acabaron en 2020. El frenesí de muchos logró que algunos se embolsaran fuertes ganancias pero fueron otros tantos los que llegaron tarde a la fiesta.

Normas
Entra en El País para participar