En plena tormenta Covid el dinero no faltó

Los bonistas encontraron liquidez y los prestatarios, buenos precios

En plena tormenta Covid el dinero no faltó pulsa en la foto

La actividad de bonos y préstamos en 2021 estuvo marcada por las consecuencias de la pandemia y las diferentes olas de Covid. Los emisores encontraron a inversores en fuerte posición de liquidez y los prestatarios, condiciones muy favorables, tanto cuando acudían a operaciones de refinanciación como en busca de dinero nuevo.

No obstante, el volumen total, es decir, la suma del negocio de deuda y de la actividad prestataria, disminuyó en 33.900 millones de euros. Lo hizo desde la histórica cifra de 195.800 millones alcanzada en 2020, a los 161.900 millones con que cerró en 2021.

Este año estará condicionado por la evolución sanitaria y los fondos europeos

Santander, BBVA y JP Morgan revalidan sus puestos en el podio del mercado de capitales, de acuerdo con la información elaborada por CincoDías con los datos de Refinitiv.

El método

La clasificación se nutre de los datos de Refinitiv, antes Thomson Reuters, al 31 de diciembre 2021.

En bonos se incluyen las emisiones en todas las divisas a partir de 50 millones de dólares, las de las filiales de los bancos, las titulizaciones y las que no han salido al mercado. Se ha
elegido la categoría de
bookrunner.

En préstamos se ha considerado la participación prorrateada de cada banco en el crédito total y se ha optado por la categoría mandated lead arranger.

Los líderes del mer­cado de capitales nacen de la suma de
la actividad en bonos
y en préstamos.

Las emisiones de bonos descendieron un 9%, al bajar del récord de 138.238 millones de 2020 a los 125.601 millones de 2021. La cuantía de préstamos disminuyó en el mismo periodo un 37%, desde los 57.687 millones hasta los 36.325 millones.

Emisiones en 2021

“El mercado ha tenido un comportamiento excepcional”, asegura Sandra de las Cavadas, responsable de deuda corporativa para Iberia en BBVA.

A medida que avanzaba el año y el repunte de la inflación ha sido más persistente, los bancos centrales han ido marcando la hoja de ruta. “Estamos teledirigidos por el BCE; el cambio vendrá cuando deje de comprar”, vaticina Pablo Lladó, director de mercado de capitales de Crédit Agricole CIB.

“El mercado de deuda verde o sostenible es el que presenta mayor dinamismo en los últimos cuatro años”, recalcan en ING. Sobresalen, entre otros lanzamientos, el primer bono verde emitido por el Reino de España, el del Gobierno de Andorra y el ligado a la sostenibilidad de Repsol. Este último es la primera estructura que marca unos objetivos y penaliza al emisor, obligándole a pagar más cupón y retribuir al bonista si no cumple con lo establecido, remarca Lladó. Y anuncia que “se verán más colocaciones ligadas a la sostenibilidad”.

En cuanto a las emisiones de entidades financieras, 2021 ha destacado por el acceso al mercado de las medianas, como Unicaja, Abanca, Kutxabank y Cajamar, para cubrir sus necesidades de capital y MREL (mínimo requerido de pasivos elegibles), con niveles en mínimos de coste, destaca Javier González, responsable del mercado de deuda para entidades financieras de BNP.

En la opinión de


"Estamos teledirigidos por el BCE; el cambio vendrá cuando deje de comprar", afirma Pablo Lladó (Credit Agricole CIB).

"En 2021 las compañías se blindaron de liquidez ante las dudas del impacto real del estallido de la crisis sanitaria sobre sus finanzas", recuerda Fernando García (Société Générale).

"Los inversores han respaldado los bonos ‘high yield’ del sector inmobiliario", comenta Álvaro Bergasa (Banco Sabadell)

"Veremos estructuras novedosas para apuntalar la transición energética", destaca Jorge Alcover (Goldman Sachs)

"Esperamos más operaciones de fusiones y adquisiciones", pronostica Jorge de Sedano (Commerzbank)

"Los reyes de 2022 serán los bonos sostenibles", avanza Alfonso Pastor (Bankinter)

"Las emisiones ASG salen a tipos más atractivos. Los inversores están dispuestos a pagar más por financiar proyectos de transición o economía circular", resalta Bruno Sáenz de Miera (Citi)

"Los inversores exigirán un mayor rendimiento este año", prevé Juan de la Brena (Deutsche Bank)

"2021 ha destacado por el acceso al mercado de las entidades medianas", arguye Javier González (BNP Paribas)

"Para fortalecer su capital muchos emisores han acudido
a la deuda híbrida", resalta Luis Zumárraga (Barclays)

En bonos corporativos es muy significativa la entrada de tres promotoras inmobiliarias (Vía Célere, Neinor Homes y Aedas Homes) al mercado de high yield, confirmando el respaldo de los inversores al sector inmobiliario en España, indica Álvaro Bergasa Guerra, director del mercado de capitales de Banco Sabadell.

El mercado asiático ha sido el que ha tenido un comportamiento más particular debido a la crisis de Evergrande, que acabó salpicando a todos, recuerda Bruno Sáenz de Miera, responsable de mercado de capitales en Citi para España y Portugal.

“Aquellos que no comprometan sus instrumentos de deuda con objetivos sostenibles o destinen los fondos a usos verdes o sociales empezarán a ser paulatinamente penalizados por el mercado”, avanza Manuel Puig Masllorens, director de IG finance en Iberia de BNP Paribas.

Los activos preferidos por los inversores en un entorno de repunte de rentabilidad son los yield, los subordinados e híbridos, resaltan en Nomura.

Créditos a empresas

“Después de un 2020 en el que las empresas levantaron líneas bilaterales destinadas a cubrir las necesidades de liquidez frente a la pandemia, el mercado se ha recuperado muy rápido en 2021”, comentan en Natixis. Primero de la mano de fusiones y adquisiciones y, luego, de operaciones más tradicionales de refinanciación.

Entre ellas destacan la financiación de Cellnex Telecom para comprar Hivory, la compra de Euskaltel por parte de MásMóvil y la de Acciona.

Los préstamos sindicados han tenido un buen desempeño en 2021. Los precios y plazos han vuelto, en general, a los niveles previos a la pandemia. “Los plazos fueron más cortos, pero volvió a emerger el estándar de cinco años”, destacan en MUFG.

Los créditos ICO perdieron protagonismo frente a las operaciones más tradicionales sin mecanismo de garantía pública a medida que la economía se reabría.

"En el negocio de préstamos estamos viendo un auge del sector de las telecomunicaciones, con énfasis en fibra, torres de telefonía móvil y los data centers", resumen en Caixabank

Citi es optimista sobre el mercado de préstamos sindicados en 2022. “Esperamos otro año sólido en M&G y salidas a Bolsa”, pronostica Jorge de Sedano, director de banca corporativa de Commerzbank.

Para Santander, “el ejercicio que acaba de comenzar va a estar condicionado por la evolución de la situación sanitaria y la llegada de los fondos Next Generation, con foco en la transición energética y en la digitalización”. En JP Morgan “esperan un buen flujo en la financiación para infraestructuras”.

Previsiones: el BCE y la Fed llevarán la batuta

Pandemia e inflación han acaparado los focos del mercado en 2021 y, junto a la retirada de estímulos de los diversos bancos centrales, prometen hacer lo mismo en 2022”, dicen en CaixaBank.

“Los inversores seguirán teniendo mucha liquidez y la oferta será abundante en todo tipo de instrumentos. Los reyes serán los bonos sostenibles”, prevé Alfonso Pastor, director de mercado de capitales de Bankinter.

La oferta bruta subirá un 12% en 2022, según las previsiones de los economistas de Barclays. Pablo Lladó, director de mercado de capitales de Crédit Agricole CIB, espera volúmenes similares a este año. “Si los tipos de interés subieran mucho, algunas empresas podrían dejar de apelar al mercado”, puntualiza.

Respecto al tipo de activo, Ángel Tejada, responsable de bonos verdes y sostenibles de BBVA, estima que el próximo año “habrá un importante crecimiento de los bonos ligados a indicadores de sostenibilidad”. Son un tipo de bonos que van a contribuir a explicar cómo las empresas españolas integran cuestiones de ASG (medio ambiente, sociales y de buen gobierno) en su estrategia y sus valores corporativos. “Serán un complemento a los bonos verdes y sociales”, puntualiza.

Durante la primera mitad del año es probable que “la volatilidad en los mercados prosiga, causada por las posibles medidas monetarias restrictivas de los principales bancos centrales”, asegura Juan de la Brena, director de mercado de capitales de Deutsche Bank.

Si hoy un 40% de las emisiones corporativas son verdes, en breve, “todo lo que se emita será o verde o sostenible”, pronostica Lladó.

Normas
Entra en El País para participar