Val-Carreres: “Nuestra principal posición es Faes Farma, tiene una excelente gestión”

El inversor fue co-gestor de la sicav de César Alierta durante 17 años, con un retorno acumulado del 268%

Carlos Val-Carreres, gestor del fondo de inversión Myinvestor Value.
Carlos Val-Carreres, gestor del fondo de inversión Myinvestor Value.

Carlos Val-Carreres (Zaragoza, 1976) tiene una dilatada carrera como inversor y es uno de los referentes del estilo de gestión en valor en España. Comenzó en Ibercaja, gestionando fondos de renta variable y retorno absoluto con más de 1.300 millones de euros bajo gestión. Tras pasar por BBVA, se convirtió en cogestor de Lierde Sicav, el vehículo de inversión de la familia de César Alierta, donde llegó a administrar un patrimonio de más de 400 millones de euros. Tras pasar brevemente por Singular Bank y por True Value, inicia ahora una nueva andadura como gestor del fondo MyInvestor Value.

¿En qué consiste el nuevo proyecto?

Voy a seguir invirtiendo con el mismo método que he utilizado hasta ahora y que tan buenos resultados me ha dado. Es un modelo muy depurado a lo largo de 20 años. En la etapa de Lierde logramos un retorno acumulado del 268% en 17 años, el doble que el índice de referencia. La clave es la búsqueda de compañías que tengan capacidad de generación de valor a largo plazo.

¿Cómo encuentra buenas oportunidades de inversión?

Hay tres fases, la generación de ideas, el análisis de compañías y la pura gestión. Siempre tengo un 100% de generación de ideas propias. Establezco filtros en bases de datos, descartando compañías que no tengan una alta calidad financiera.

¿Qué tipo de compañías le ­gustan?

Busco empresas que hayan demostrado capacidad de generación de valor, que tengan unos buenos retornos sobre el precio de la acción y que reinviertan buena parte del beneficio. Además, selecciono valores que puedan verse beneficiados por grandes tendencias estructurales. Ahora el potencial de revalorización de la cartera es del 28%.

¿Cuál es la primera posición de la cartera?

Tenemos Faes Farma, la farmacéutica. Tiene una excelente trayectoria de gestión. Ahora está invirtiendo mucho en una nueva planta en el País Vasco. En las cuentas se ha notado, pero dentro de unos años va a poder aumentar mucho sus ventas. Esa planta va a utilizarla para producción propia y también para alquilarla a terceros.

¿Tiene muy presente la volatilidad?

Sí, porque empecé mi carrera con estrategias long-short [apuestas por la revalorización de unas compañías y la pérdida de valor de otras, en un mismo fondo]. Allí era fundamental. Además, para el partícipe es muy importante que no haya variaciones muy fuertes, porque muchos no aguantan y acaban vendiendo en el peor momento. Creo que la gestión del riesgo es algo diferencial en este fondo.

El sistema de comisiones del fondo es muy original…

Sí. La comisión de gestión es del 0% si no hay rentabilidad positiva. Si sí la hay, el fondo se queda con un 9% de los retornos, como comisión de éxito. Al final, es el fondo de inversión en valor más barato del mercado. Esta estructura se mantendrá para los 20 primeros millones de euros. A partir de ahí, cobraremos el 0,9%.

¿En qué megatendencias invierte?

Por una parte, en electrificación y sostenibilidad. Por otra, en salud, bienestar y ocio. Y también en compañías que sean líderes globales en un nicho. Por último, busco también algunas compañías que están en algún tipo de fase de reestructuración. Algo que me gusta es invertir no en la primera fase de una megatendencia, sino en la segunda o tercera derivada.

¿A qué se refiere?

Si ves que el comercio electrónico se va a disparar, puedes invertir directamente en una firma como Amazon, pero en su día había otros competidores a los que no les fue tan bien. No es tan evidente. En cambio, si esa tesis la tienes clara, también puedes invertir en compañías de paquetería, que se van a ver beneficiadas por esta nueva tendencia. Una tercera derivada sería invertir en compañías cartoneras, que han disparado sus ventas por el comercio electrónico.

¿Algún ejemplo en su fondo?

Sí. Es el caso de Granges, una empresa sueca especializada en planchas de aluminio. Es una parte fundamental para las baterías de litio, por lo que van a mejorar sus ventas con la transición energética hacia fuentes de energía menos contaminantes.

¿Ha cambiado mucho el mundo del value investing?

Hay dos estilos muy diferenciados. Uno que se fija casi en exclusiva en el precio, en comprar compañías que coticen a precios muy bajos. Y luego está el estilo de Warren Buffett, que mira más el momentum de la compañía y el sector. Y ese es el mío. No busco empresas baratas, busco compañías que generen valor y que coticen a buen precio. Con todo, después de unos años malos creo que el value va a vivir buenos momentos.

¿Por qué a algunos gestores value españoles les ha ido mal?

No es fácil decirlo. Creo que es importante adaptar los métodos de análisis a las nuevas situaciones. Por ejemplo, hace 80 años una de las claves de las buenas compañías era su acceso al capital, como pasaba con las empresas ferroviarias. Años después se ha vuelto mucho más importante la valoración de los intangibles. ¿Cuánto vale la marca Coca-Cola? Warren Buffett vio muy bien este cambio. Otro ejemplo es lo que acabamos de ver con Microsoft, que ha pagado 60.000 millones de euros por una compañía de videojuegos, porque sabe que es clave estar en este segmento. Los estilos de inversión más basados en la pura valoración se han quedado rezagados.

¿Le preocupa la inflación?

Siempre he buscado compañías líderes, que tengan capacidad de fijación de precios. Y eso es ahora si cabe más importante. Por ejemplo, el grupo francés LDC, que está en la industria de transformación de carne de pollo. Puede parecer que es un sector de bajo valor añadido pero esta empresa en concreto genera valor en una parte de la cadena crítica, y es capaz de fijar precios. Lo bueno es que la inflación va a hacer que el estilo de inversión en valor lo empiece a hacer mejor. Pasaremos de un mercado que se fija solo en los precios de cotización a un mercado más exigente y que presta más atención a la valoración.

Normas
Entra en El País para participar