Tabaco

Philip Morris eleva un 23% las ventas de Heets en España, hasta 123 millones

La marca de tabaco calentado crece más de un 60% en dos años

Cajetilla de las cargas de tabaco calentado Heets, usadas para el dispositivo Iqos.
Cajetilla de las cargas de tabaco calentado Heets, usadas para el dispositivo Iqos.

Heets, la marca de tabaco calentado de Philip Morris, y cuyas cargas se utilizan en el dispositivo Iqos, alcanzó en 2021 unas ventas de 123,4 millones de euros en España, sin contar Canarias, según la estadística anual publicada por el Ministerio de Hacienda. Una cifra que supone un nuevo récord para la enseña, y que representa además un crecimiento del 22,6% respecto a los niveles de 2020.

Philip Morris lanzó la primera versión de Iqos en España a finales de 2016, y con ellos las cargas de Heets. Estas contienen tabaco en su formulación, aunque a diferencia de los cigarrillos, están diseñadas para calentarse a temperaturas de unos 300 grados y sin quemar su contenido. Algo que, según la tabaquera, reduce el daño en comparación con los cigarrillos tradicionales.
Desde entonces su crecimiento ha sido progresivo: en 2020 alcanzó por primera vez los 100 millones de euros en ventas. Y el dato de 2021 supone un crecimiento del 61% en los últimos dos años.

El Comisionado para el Mercado de Tabacos encuadra las ventas de Heets dentro de la estadística de la categoría de picadura de pipa. Prácticamente la mitad de los ingresos de 2021 recogidos en la misma, fueron generados por la enseña de Philip Morris. En esta no se incluyen productos como vapeadores o cigarrillos electrónicos, al no contener tabaco en su composición.

Si se contabilizaran sus ventas dentro de la estadística de cigarrillos, Heets ya estaría entre las 20 marcas más vendidas en España en 2021 y sería la quinta de Philip Morris en el ranking.

El grupo tabaquero ha confiado su futuro a las alternativas a los cigarrillos, entre las que el tabaco calentado está en el centro de su estrategia. En la Península, Heets alcanzó una cuota de mercado del 1,1% al cierre de 2020, por el 0,7% del año anterior, según las cuentas anuales de ese ejercicio de la filial española de Philip Morris. En Canarias el porcentaje era del 4,4%. Como decía en su informe de gestión, “la compañía, con independencia del contexto en que ha tenido que desenvolverse [refiriéndose a la pandemia], ha seguido apostando por un futuro sin humos, sin combustión y sin ceniza”.

El último informe financiero global de Philip Morris, relativo al tercer trimestre de 2021, reflejaba una cuota de Heets que se mantenía en el 1,1%. A nivel global, los productos que la empresa llama de “riesgo reducido”, acumulaban un crecimiento del 33% hasta unos 6.000 millones de euros, el 29% del total.

Normas
Entra en El País para participar