Digitalización

Schneider y Acciona estrenan la primera microrred de la industria

Con ahorros de hasta el 10 % en la planta navarra de Puente la Reina

La presidenta de Navarra, María Chivite, con directivos de Schneider Electric y de Acciona.
La presidenta de Navarra, María Chivite, con directivos de Schneider Electric y de Acciona.

Nuevo paso en la transformación digital de las fábricas. Schneider Electric ha instalado en su centro de Puente la Reina (Navarra) la primera microrred industrial de España tras un proyecto tecnológico en el que se ha asociado con Acciona Energía.

En base a la inteligencia artificial y a una mayor optimización de la gestión de los datos, la planta navarra consigue ahora un ahorro de entre el 6 % y el 10 % en la factura energética, según la volatilidad de las tarifas eléctricas.

Los dos socios han acordado que Acciona Energía es el propietario y gestor de la microrred durante un periodo pactado a más de diez años y Schneider Electric paga por su uso. La inversión, no cuantificada por las partes, ya ha comenzado a amortizarse con el citado ahorro energético.

La microrred se alimenta de las placas fotovoltaicas colocadas en la azotea, que suman una generación de 852 kWp. El sistema se completa con baterías con una capacidad de almacenamiento de 80 kWh a la que se recurre cuando las placas del techo no reciben luz solar y estos equipos cubren parte de la demanda de energía.

Esta red renovable también alimenta cinco puntos de recarga de coches eléctricos, instalados a la entrada de la fábrica para facilitar un tráfico corporativo, sin emisiones de CO2. Todo controlado por el software EcoStruxure EMA de Schneider Electric, que tiene siete fábricas en España.

Con la microrred, las instalaciones de Puente la Reina logran un autoconsumo del 20 % de media anual que se dispara en verano con más horas de sol y más calor. En el estío ese porcentaje sube al 80 %. Raquel Gascó, directora del centro, manifestó en el acto de presentación de la microrred que esta digitalización renovable no ha supuesto la pérdida de puestos de trabajo.

La planta, con una plantilla de 350 profesionales, registra su récord histórico en empleo en sus 48 años de trayectoria fabril. Además, la mayoría residen en la propia Puente la Reina. Produce 76 millones de interruptores y enchufes, de las gamas Odace, Ovalis y New Unica. Y exporta el 85 % de estas unidades a 70 países. Muchas habitaciones del planeta encienden la luz con estos equipos.

La planta navarra ha asistido en los últimos doce años a su transformación de fábrica manual a otra digital. Es uno de los tractores económicos de esta zona de Navarra, muy próxima a Pamplona. Trabaja a tres turnos por jornada, con la posibilidad de recurrir a más horas de actividad los fines de semana para responder a los picos al alza de la demanda.

Su implicación con el tejido económico local se extiende desde los proveedores a los propios empleados, en algunos casos con los hijos como relevo de los padres que se jubilan. La empresa también fomenta el interés por la ingeniería en el colegio de Puente la Reina.

Josu Ugarte, presidente de Schneider Electric Iberia, señaló en el estreno de la microrred que este proyecto “nos permite demostrar que tenemos a nuestro alcance las tecnologías necesarias para ser más sostenibles y gestionar de forma más eficiente la energía que consumimos”. Añadió que es “una solución altamente competitiva al alcance de cualquier industria”.

Por su parte, Arantza Ezpeleta, directora financiera y de sostenibilidad de Acciona, comentó que “hay una manera diferente de hacer negocios, que consigue que cada proyecto sea diseñado para asegurar el desarrollo en sus tres dimensiones, desde la social a la medioambiental, pasando por la económica”.

La primera microrred industrial de España es replicable en cualquier sector fabril, según sus promotores, para facilitar el ahorro de costes, ahora gravados por las subidas de la tarifa eléctrica, que estrangula los márgenes de rentabilidad de las fábricas. Y en algunos casos hasta pone en peligro su supervivencia.

María Chivite, presidenta del Gobierno de Navarra, acudió al estreno de la microrred en Puente la Reina. Se congratuló de dos temas. Por un lado, de la aportación tecnológica del proyecto a la industria de Navarra. El sector fabril supone casi la tercera parte del PIB de la comunidad autónoma.

Por otro, también valoró positivamente la política de igualdad de género en Schneider Electric. Al frente del centro de Puente la Reina está Raquel Gascó y la multinacional eléctrica se ha fijado que para 2025 la mitad de las nuevas contrataciones tienen que corresponder a mujeres, que tendrán el 40 % de los puestos directivos y el 30 % de los cargos de alta gestión.

En Puente la Reina consiguen reciclar el 13 % de los enchufes usados para darles una nueva vida operativa. También reconvierten los palés en nidos para murciélagos.

Normas
Entra en El País para participar