Los consejos de BlackRock sobre cómo invertir en el metaverso

Empresas de gafas de realidad aumentada o firmas de lujo volcadas en la digitalización

Ifema Madrid ha anunciado el lanzamiento de la Comunidad Helixa, un ecosistema digital, para desarollar el metaverso.
Ifema Madrid ha anunciado el lanzamiento de la Comunidad Helixa, un ecosistema digital, para desarollar el metaverso.

El metaverso es la tendencia de moda en Wall Street. Desde que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, anunciara hace tres meses que el grupo pasaría a llamarse Meta y que el metaverso sería la gran apuesta de futuro, se ha disparado en los mercados el interés por este concepto, que incluye la realidad virtual, la realidad aumentada y demás mundos paralelos.

BlackRock, la mayor gestora de fondos del mundo con 10 billones de dólares de activos gestionados, no ha querido quedarse al margen de este movimiento y ha enviado una nota a sus clientes con recomendaciones sobre cómo acceder a oportunidades de inversión ligadas al metaverso.

"El metaverso tal vez parezca algo futurista, pero realmente creemos que representa aquí y ahora una oportunidad de inversión", explica Nigel Bolton, director de inversiones de BlackRock en el ámbito de renta variable.

Pero, ¿qué es exactamente el metaverso? Para muchos es la nueva revolución tecnológica. Tras la irrupción de internet hace 30 años y los teléfonos inteligentes hace 20, sería la siguiente fase. Es un concepto que consiste en una experiencia inmersiva y multisensorial gracias a la utilización de diversos dispositivos (como gafas de realidad aumentada).

El primer ejemplo de metaverso fue la plataforma Second Life, creada (quizás de forma prematura) en 2003. Allí todo el mundo podía interactuar, por medio de un avatar, las empresas podían vender sus productos y hasta Gaspar Llamazares, entones líder de Izquierda Unida, dio el primer mitín político virtual.

Ahora, con el desarrollo tecnológico y la generalización de las plataformas de juegos electrónicos, donde decenas de miles de personas interactúan cada día, cada vez parece una idea más asentada.

"Sabemos que esto va a ser algo grande y que va a cambiar el día a día de la gente. Pero no sabemos exactamente cómo, o cuán grande será el cambio. Lo que está claro es que de repente hay muchas compañías hablando de esto. Y que los adelescentes dedican mucho tiempo a estos mundos virtuales", apuntan desde BlackRock. "El metaverso va a tener importantes implicaciones para los inversores y, aunque no sea una realidad extendida hasta dentro de una década, las oportunidades de inversión aparecen ahora".


Oportunidades de inversión

Ahora bien, ¿cómo acercarse a un concepto de inversión tan etéreo como "la realidad virtual" o "la realidad aumentada"? El consejo de BlackRock es apostar por los fabricantes de dispositivos que serán necesarios para este nuevo concepto.

A juicio de los expertos de la firma, unos de los primeros beneficiarios de esta tendencia serán las compañías que consigan fabricar gafas de realidad aumentada que sean ligeras y estilosas. Ahora, las gafas de realidad aumentada que se utilizan para algunos juegos son aún muy grandes, y nadie consideraría salir a la calle con ellas puestas, pero podrían ser mucho más ponibles.

"Creemos que hay una gran oportunidad en aquellas firmas de internet, programas de ordenador o móviles que sean capaces de proveer los ingredientes para ese tipo de gafas y de dispospositivos. Para nosotros, es la primera gran oportunidad para este desarrollo del metaverso", apuntan.

Una vez que se desarrollen los dispositivos informáticos "llegará la oportunidad para nuevos servicios y programas que empiecen a dar forma al metaverso". En esta fase, las empresas de vídeos por internet y las de juegos electrónicos pueden tener un papel muy importante.

La siguiente fase sería la apuesta decidida de marcas de lujo por estos desarrollos digitales. Los expertos de BlackRock recuerdan que hace solo unas semanas Gucci vendió un bolso virtual en la plataforma Roblox por 4.000 dólares. Hay otras plataformas de juegos, como League of Legends o Animal Crossing que reúnen cada día a millones de jugadores que interactúan entre sí.

"Estamos viendo cómo hay compañías de citas por interent que están lanzando aplicaciones de realidad virtual; cómo hay eventos y conciertos que se hacen directamente en la web; cómo se venden a los seguidores merchandishing virtual. Y cómo las grandes marcas se están ya anunciando en mundos virtuales y plataformas de juego", recuerdan desde BlackRock.

Para la gran gestora, aquellas empresas que inviertan de forma decidida en comercio electrónico, serán capaces de afianzar su liderazgo frente a sus competidores.

Normas
Entra en El País para participar