Entretenimiento

Bill Ackman invierte 1.000 millones en Netflix y se coloca entre sus 20 mayores accionistas

El fondo Pershing Square aprovecha el desplome en Bolsa del gigante del entretenimiento para tomar posiciones

Logo de Netflix.
Logo de Netflix.

El fondo Pershing Square Capital Management, liderado por Bill Ackman, ha adquirido en los últimos días más de 3,1 millones de acciones de Netflix, valorados a cierre de ayer en unos 1.115 millones de dólares (988 millones de euros), aprovechando el desplome desde el pasado viernes de los títulos de la plataforma de streaming. El movimiento sitúa al fondo entre los 20 principales accionistas de la compañía.

En una carta, Ackman ha explicado que la oportunidad de adquirir Netflix a una valoración atractiva surgió cuando los inversores reaccionaron negativamente a los datos de crecimiento del número de suscriptores del último trimestre y a las previsiones a corto plazo de la dirección de la empresa.

"Muchas de nuestras mejores inversiones han surgido cuando otros inversores, cuyos horizontes temporales son a corto plazo, descartan grandes empresas a precios que parecen extraordinariamente atractivos cuando tiene un horizonte a largo plazo", ha añadido. 

Durante la sesión del pasado viernes, los títulos de Netflix llegaron a hundirse un 25% en Wall Street, después de que la compañía anunciara que esperaba sumar apenas 2,5 millones de nuevos suscriptores hasta marzo, una fuerte desaceleración respecto de los 8,29 millones en el cuarto trimestre de 2021 y también en comparación con los 4 millones del primer trimestre del año pasado.

El precio de las acciones de Netflix han caído más del 40% desde su máximo de octubre, cuando estaba en casi 700 dólares la acción. Los títulos de Netflix cerraron este jueves con una subida del 7,51% hasta los 387 dólares.

"La caída sustancial del precio de las acciones de Netflix fue exacerbada por la reciente volatilidad del mercado", ha apuntado Ackman, destacando que el fondo nunca antes había tenido una participación en la empresa, que señala como uno de los principales beneficiarios del crecimiento del streaming.

Las acciones de Netflix se han disparado durante la última década a medida que la multinacional revolucionaba el consumo de series y películas poniendo patas arriba a Hollywood, pero de un tiempo a esta parte la competencia se ha endurecido. Además de lanzar sus propios servicios rivales Disney y WarnerMedia, Amazon y Apple, entre otros, han ido incrementando su apuesta por este mercado.

Según Ackman, la cartera de contenido de Netflix les permitirá defenderse de los rivales y aumentar sus márgenes. El gigante del streaming cerró 2021 con unos beneficios netos de 5.116 millones de dólares, cerca del doble que el ejercicio anterior, pero se ralentizó de forma significativa el ritmo de captación de nuevos usuarios, con 18 millones frente a los 37 millones de 2020. Además, rebajó las previsiones para el primer trimestre de 2022. Netflix pronosticó que añadirá 2,5 millones de suscripciones, lejos de los 3,9 que logró durante el mismo periodo de 2021.

Normas
Entra en El País para participar