Las telecos elevan la presión sobre el regulador para las fusiones en toda Europa

Vodafone sube en Bolsa por los contactos en Italia y Reino Unido

Bruselas ha bloqueado todas las fusiones de operadoras de móvil de red

Las telecos elevan la presión sobre el regulador para las fusiones en toda Europa
Reuters

Los comentarios en los mercados financieros sobre operaciones corporativas de calado en el sector europeo de las telecomunicaciones se han acelerado, con Vodafone en el centro de las especulaciones en distintos países.

La compañía ha iniciado negociaciones para la fusión de su división italiana con la filial en el país de Iliad, cuarto operador móvil, según Reuters. La integración daría lugar a un nuevo operador con una cuota del 36% en el mercado del móvil en Italia, con unos ingresos anuales cercanos a 6.000 millones de euros. Las potenciales sinergias se situarían entre 3.100 y 4.600 millones de euros, según Morgan Stanley. Ambas mantienen activas las negociaciones para esta integración en Italia, uno de los mercados más fragmentados y competitivos de Europa, junto a España. Iliad, que lanzará sus servicios de banda ancha fija en Italia esta semana, está trabajando con Lazard en el diseño de sus planes estratégicos en el país transalpino.

Además, la teleco exploró recientemente una fusión de su división británica con Hutchison Three. Esta transacción ya ha sido contemplada por los mercados financieros a lo largo de los últimos años, especialmente tras el acuerdo entre Vodafone y Hutchison para integrar sus divisiones en mercados como Australia.

En España, mercado prioritario, las quinielas han apuntado a un acuerdo entre Vodafone y MásMóvil. Su CEO, Colman Deegan, advirtió a mediados de diciembre de que en el mercado español es necesaria una consolidación, afirmando que su compañía quiere jugar un rol activo. El directivo, además, destacó que el statu quo actual ya no es una opción. El escenario se calentó con fuerza a finales de 2021. Según distintos medios franceses, Orange y Vodafone negociaron una posible fusión entre mediados de 2020 y principios de 2021, pero descartaron el proyecto, ante la oposición del Gobierno francés, principal accionista de Orange, con un 23% del capital.

Bolsas

Los mercados han dado credibilidad a los nuevos movimientos de Vodafone. Las acciones de la operadora subieron ayer un 4,3%, si bien, por momentos, llegaron a avanzar más de un 7%. Telefónica, por momentos, llegó a subir un 3%, si bien cerró con un avance del 0,46% en medio de un fuerte castigo sufrido por las Bolsas, a causa de las tensiones sociopolíticas. BT subió un 1,5%, por un 0,9% de Orange.

En cualquier caso, cualquier operación deberá recibir luz verde de los responsables de competencia. Con esta serie de movimientos casi coincidentes en el tiempo, las telecos parecen haber elevado la presión sobre las autoridades de competencia para que se facilite el proceso de consolidación. Las operadoras deben convencer a la Comisión Europea que, desde 2016, cuando rechazó la fusión de Telefónica O2 y Hutchison Three, ha sido inflexible y ha bloqueado todas las operaciones que supusiesen la reducción del número de operadores móviles de red en cada país.

Las operadoras europeas, entre ellas las españolas, han advertido del endurecimiento de la competencia, con el consiguiente impacto en los ingresos y la rentabilidad, que se ha traducido en un fuerte castigo en Bolsa en los últimos años. Las telecos han insistido en que, si se mantiene el actual escenario, se estarán poniendo en peligro las inversiones en nuevas infraestructuras de fibra o móvil 5G.

Según Bank of America, la posición de Bruselas ha estado en el centro del debate durante muchos años, con un punto de vista más procompetencia que proinversión. “Creemos que esta parte ha conducido hacia una deflación más que hacia el retorno de las inversiones. Sin embargo, hay múltiples factores que parecen apuntar a un cambio de dirección”, dice el banco.

La entidad financiera cree que hay ahora un mayor apoyo hacia la consolidación que en el pasado, que potencialmente pueda conducir hacia una estabilización de los precios y mejorar los retornos para que se amplíe la inversión.

Fuerte presión de los fondos de inversión

Operaciones. Las nuevas peticiones de las operadoras europeas para que se facilite el proceso de consolidación vienen en un momento de fuerte presión de los grandes fondos de inversión sobre los antiguos monopolios, ante su vulnerabilidad en Bolsa. Entre otros movimientos, KKR anunció una opa sobre Telecom Italia, el inversor Patrick Drahi se ha hecho con el 18% de BT, mientras que KPN rechazó sendas ofertas de EQT y Stonepeak y de la citada KKR, entre otros movimientos.

KKR. Telecom Italia confirmó el viernes a Pietro Labriola, responsable de su negocio en Brasil, como nuevo CEO, en sustitución de Luigi Gubitosi, despedido en noviembre tras la enésima rebaja en las previsiones de resultados. El mercado está pendiente del papel que Labriola puede tener ante la opa anunciada por KKR. La prensa italiana no descarta que la oferta se frene ante las intenciones de las autoridades de impulsar la fusión de la división de fibra de Telecom Italia con su competidora Open Fiber.

Orange. Christel Heydemann, vicepresidenta de Schneider Electric Francia, parece perfilarse como candidata favorita para ser la nueva CEO de Orange, en sustitución de Stephane Richard.

Normas
Entra en El País para participar