Criptodivisas

El bitcóin continúa su desplome y ya baja a 35.000 dólares

La moneda virtual cae otro 9% en las últimas 24 horas y marca minimos desde julio

Ilustración de una moneda virtual de bitcóinl.
Ilustración de una moneda virtual de bitcóinl. Reuters

Continúa la caída sin frenos de las cripotodivisas en el arranque de este 2022, En un estado de ánimo general de aversión al riesgo que pesa sobre los sectores de crecimiento y la tecnología. El bitcóin, la criptomoneda más negociada del mundo, pierde otro 10% en las últimas 24 horas y baja hasta el nivel de los 35.000 dólares, mínimos desde julio pasado, después de que ayer ya registrara un desplome del 8%.

Otra de las grandes criptomonedas, el ethereum, también baja con fuerza, más del 14%, hasta los 2.170 dólares.

El mercado de las monedas virtuales se ve sacudido por varias razones, entre ellas la posibilidad de que el Banco Central de Rusia prohíba tanto la compraventa como el minado de criptomonedas. Otro motivo es la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) de EE UU endurezca su política monetaria para combatir la inflación, lo que está llevando a muchos inversores a deshacerse de las acciones de las empresas tecnológicas.

Igualmente, ha pesado la crisis de Kazajistán, país que concentra el 18% del minado, donde llegó a ordenarse el cierre de la conexión a internet para evitar las protestas que tuvieron lugar debido a la subida de los precios del gas y la energía en el país.

El analista experto en criptoactivos de la plataforma eToro, Simon Peters, considera que si bien la decisión de Rusia podría tener un efecto en el precio del bitcoin a corto plazo, no piensa que sea un viento en contra a largo plazo.

El responsable de Bitpanda en España, Alejandro Zala, ha señalado que el sentimiento dominante entre los inversores en criptomonedas es el de "miedo extremo", y señala que es el tercer mes consecutivo en el que los precios de estos activos se sitúa en niveles bajos.

En España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) publicó el lunes la circular relativa a la publicidad sobre criptoactivos presentados como objeto de inversión, que obliga a las compañías a realizar una comunicación previa cuando las campañas sean masivas, lo que también afecta a influencers financieros. Asimismo, se debe informar de los riesgos del producto e intentar evitar las referencias a rentabilidades pasadas, que de añadirse, deberá de ir acompañada con el periodo de la inversión en la que se dio ese retorno.

Esta regulación ha sido publicada esta semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE) por lo que dentro de un mes, las campañas sobre criptomonedas deberán ajustarse a las reglas.

Normas
Entra en El País para participar