Madrid aprueba la ley para blindarse ante la reforma fiscal del Gobierno

La norma regulará la autonomía de ingresos, los recargos sobre impuestos estatales y los impuestos cedidos por el Estado

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EP

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado, en su reunión de este miércoles, el Proyecto de Ley de Defensa de la Autonomía Financiera para "blindar su política económica y fiscal de la que prepara el Gobierno de España y que supondrá una subida de impuestos generalizada a los ciudadanos", según dice el gobierno regional.

"El objetivo es proteger los derechos reconocidos en esta materia a la región a través de la Constitución española (artículo 156) y su Estatuto de Autonomía (artículo 51)", según ha informado el Ejecutivo madrileño en un comunicado recogido por Europa Press. Así, tal y como ha destacado, "la Comunidad de Madrid podrá salvaguardar el ejercicio de su autonomía financiera, tanto desde la vertiente de los gastos como de los ingresos, imponiendo a los poderes públicos regionales su defensa de cualquier intento de menoscabarla".

En este sentido, "se obliga a la Asamblea de Madrid y a los órganos superiores de Gobierno y Administración autonómica a reaccionar con todos los mecanismos a su alcance en la legislación nacional, europea o internacional, ante cualquier ley, disposición normativa o acto del Estado con fuerza de Ley que infrinja la corresponsabilidad fiscal y autonomía financiera de la región".

La norma regulará la autonomía de ingresos, concretada en la capacidad del Ejecutivo madrileño para regular y ejecutar sus propios tributos, los recargos sobre impuestos estatales y los impuestos cedidos por el Estado.

También se reglamenta la autonomía de gasto de acuerdo con los principios de "eficiencia, eficacia y economía", así como de "sostenibilidad y estabilidad presupuestaria". Asimismo, "se garantiza la transparencia en la información sobre la actividad financiera de la Comunidad de Madrid y el funcionamiento y control de la actuación pública tributaria".

De este modo, se informará a los ciudadanos madrileños, entre otros aspectos, del destino final de la aportación que realizan a los ingresos públicos, o de su situación tributaria en relación con otras comunidades autónomas o, en su caso, regiones extranjeras.

Con la aprobación de este Proyecto de Ley de Defensa de la Autonomía Financiera y Fiscal, que se inicia ahora su tramitación legislativa para su aprobación definitiva en la Asamblea de Madrid, la Comunidad de Madrid se dota de un nuevo instrumento jurídico que le permitirá "salvaguardar sus competencias en materia tributaria y hacer frente a una denominada armonización fiscal".

"Esta iniciativa del Gobierno de la nación sólo busca subir los impuestos a los madrileños y mermar la libertad de la región para gestionar su economía. El libre ejercicio de esa autonomía financiera, gracias a 17 años de bajadas fiscales por los sucesivos gobiernos regionales, ha permitido un ahorro cercano a los 53.000 millones de euros, es decir, 16.500 euros por contribuyente", han indicado desde el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso.

Además, han defendido que "los impuestos bajos, junto a una política de gasto eficiente y el cumplimiento de la estabilidad presupuestaria, han convertido a Madrid en la mayor economía de España, siendo la región que más aporta al PIB nacional, con un 19,3% en 2019, según la contabilidad regional del INE".

Normas
Entra en El País para participar