Banca

Más de 27.100 empleados de banca han pedido dejar el sector con los ERE de 2021

Unos 18.700 trabajadores han salido de las entidades el pasado año

Esta última reestructuración bate récord

Más de 27.100 empleados de banca han pedido dejar el sector con los ERE de 2021

El ajuste de oficinas y de plantilla llevado a cabo durante el ejercicio que acaba de finalizar en la banca española bate récords. En 2021 se han aprobado y en parte ejecutado planes para que dejen la banca más de 18.627 empleados. Pero a este elevado número se le podía haber añadido otros más de 8.500 trabajadores si se suman las peticiones de salida de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) negociados con los sindicatos.

En total, más de 27.200 empleados del sector pidieron adherirse a los respectivos ERE de sus bancos, pero no pudieron acogerse a ellos al estar limitadas las salidas, tras unas negociaciones que derivaron, por primera vez en décadas, en manifestaciones y huelgas en entidades como BBVA o CaixaBank, entre otras. Los planes iniciales de la banca, sobre todo de Santander, CaixaBank y BBVA, superaban la cifra final de salidas, pero la intervención de los sindicatos, e incluso, en esta ocasión del Gobierno a través de Economía o del Ministerio de Trabajo, pusieron veto al número de bajas voluntarias y prejubilaciones.

Al término de 2020 trabajaban en bancos, antiguas cajas de ahorros y cajas rurales 175.185 empleados, según datos del Banco de España. Si a esta cifra se le restan las salidas por ERE que tienen aprobados los diferentes bancos, la plantilla del sector financiero se reduce a menos de 156.558 trabajadores.

Con estas mismas estadísticas, en 1981, fecha en la que comienza este registro, el número de empleados en estas entidades financieras es de 252.351.

El último ERE en negocirse y en registrarse las peticiones de adhesión ha sido el de Unicaja. El pasado 15 de enero finalizó el plazo con más de 2.000 peticiones para abandonar la entidad que acaba de fusionarse con Liberbank. El banco, que pretende dar de baja a 1.513 trabajadores, tendrá que descartar a unas 500 personas, según fuentes sindicales.

Tras los ajustes de 2021 la plantilla global quedará en menos de 157.000 personas

El último ERE llevado a cabo por Santander en España, cuyas salidas concluyeron en diciembre, sobrepasó también el número negocido con los representantes de los trabajadores, ya que de los 3.572 empleados en los que se cerró el ajuste se apuntaron alrededor de 3.000 más, según fuentes sindicales.

BBVA recibió 5.216 peticiones de adhesión voluntaria al procedimiento previsto para 2.935 personas. CaixaBank recibió 8.246 solicitudes de adhesión a su ERE -cifra muy similar a la propuesta inicial que realizó el banco a los sindicatos tras absorber Bankia-, lo que supone un 27,80% más de las 6.452 desvinculaciones previstas. En Sabadell el excedente en el primer ajuste que llevó a cabo la entidad en marzo, y que afectó a unos 1.800 empleados, fue de unas 70 peticiones, a las que se suman otras 495 para el ERE que se cerró también en diciembre, con 1.605 salidas. Ibercaja también cerró su ERE con 809 peticiones, 59 más del número aprobado con los sindicatos, que era de 750 trabajadores.

Ahora, todos estos bancos no tienen previsto llevar a cabo nuevos ajustes durante 2022. “Las plantillas este año se reducirán por salidas naturales de jubilaciones”, explican en un gran banco.

Un coste de 4.500 millones

Los ajustes que han llevado a cabo los grandes bancos en España suman en conjunto unos costes superiores a los 4.500 millones de euros. El más caro es, como es lógico, el de CaixaBank, banco que desembolsará 1.884 millones de euros por las 6.452 salidas de empleados previstas. El ERE de BBVA suma unos gastos de 994 millones de euros, mientras que el de Santander, supera los 600 millones de euros, según aseguran fuentes sindicales, ya que el banco es el único que no ha facilitado esta cifra. En el caso de Unicaja las salidas de más de 1.500 empleados supone un desembolso para el banco de 368 millones. Mientras que el coste del último ajuste de Sabadell, con más de 1.600 salidas, se eleva a 269 millones, y de 141 millones de euros en el primer plan de salidas cerrado en marzo.

Normas
Entra en El País para participar