Fitur: el turismo se toma el pulso entre la esperanza y la incertidumbre por el virus

Las empresas confían en que el impacto de ómicron se frene desde marzo

Interior de Ifema 2021.
Interior de Ifema 2021.

El runrún de profesionales haciendo pasillos y recorriendo pabellones y estands, celebrando reuniones de trabajo y cerrando negocios es desde hoy el mejor sonido posible del turismo y da cierto aire de normalidad a Ifema, donde arranca la 42 edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) hasta el viernes 19, para profesionales, y el fin de semana para el público en general. La República Dominicana repite como país socio por primera vez, desde que se implantó esta fórmula en 2016.

Con el 50% de las ferias programadas y suspendidas en 2021 y anuncios por doquier de aplazamientos en el estreno de 2022, entre ellas, del Foro de Davos y de nuevo, suspendida, la ITB de Berlín, la más importante del turismo internacional, Fitur vuelve a sus fechas de siempre en enero, estrenando el calendario del sector, manteniendo la presencialidad y lanzando un mensaje claro de que el turismo, como otras actividades, debe convivir con el Covid sin menoscabo de las medidas sanitarias.

Fitur da continuidad a su formula híbrida que complementa la participación presencial, de destinos y empresas, con una plataforma digital que ofrecer un valor añadido a los profesionales y ampliar las oportunidades de networking entre expositores y visitantes. Fiitur Live Connet estará operativa hasta el 4 de febrero.

El salón reúne a 6.900 expositores entre empresas y destinos

Los vaivenes de la pandemia y el repunte de contagios por la variante ómicron han añadido incertidumbre y un nuevo golpe a un sector muy tocado y clave para la economía española, que empezaba a atisbar señales de recuperación. “Los viajes se recuperan poco a poco y será una industria más robusta aunque aún estamos lejos de las cifras prepandemia”, reconocía Javier Sánchez-Prieto, presidente de Iberia y del Comité Organizador de Fitur en la presentación de la feria.

CaixaBank eleva al 45% la aportación del turismo al alza del PIB

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, aprovechó ayer su intervención en el XI Foro Exceltur para poner en valor la importancia del turismo en la economía. “Somos muy conscientes de que la reactivación del turismo es clave para la recuperación económica”, recalcó. Las previsiones del servicio de estudios de CaixaBank apuntan a que la inercia de la recuperación se va a mantener, pese a la pandemia, los cuellos de botellas en el comercio mundial o el repunte de la la inflación, y que el PIB crecerá este año un 5,5%. “De esa cifra, el turismo aportará 2,4 puntos, lo que supondrá un 45% del total , con lo que podría situarse en un 80% de los niveles registrados en 2019”.

Este año, el salón reúne a 6.900 expositores, entre empresas y destinos, frente a los 11.040 de la edición celebrada en enero de 2020, justo antes del cierre de fronteras y la declaración del estado de alarma; también hay menos países participantes, 107 frente a los 165 de 2020, y ausencias notables que empiezan a ser una constante como Alemania, Francia y Reino Unido; las 17 comunidades autónomas participan con estand propio y se espera una reducción drástica de visitantes. En concreto 90.000 entre profesionales y público frente a los 140.000 de hace dos años. Esta edición también recupera ocho de los diez pabellones habituales.

A pesar de este nuevo revés y de la incertidumbre, la industria turística lanza un mensaje de moderado optimismo y esperanza: “Somos un sector fuerte y comprometido, que no ha escatimado en implementar las medidas sanitarias necesarias”, explicaba José Vicente de los Mozos, presidente del comité ejecutivo de Ifema.

Tendencias

Entre las tendencias de viajes para 2022 se mantienen las escapadas domésticas y de proximidad cortas, se reparten las vacaciones para hacer más viajes, pero de menos duración; se priorizan los entornos naturales y de playa y destinos poco concurridos y emerge con fuerza la demanda de viajes personalizados y de lujo, en los que la sostenibilidad es un factor clave, según el Análisis del mercado de turismo de proximidad y tendencias para 2022 presentado por el portal Weekendesk.es.

Las reservas de paquetes prémium se han disparado un 88% en comparación con el año previo a la pandemia y se buscan experiencias más íntimas como cenas privadas, masajes en la propia habitación, circuitos privados que incluyan spa o excursiones a medida.

República Dominicana busca nuevas inversiones como país socio

La República Dominicana repite como país socio en Fitur, una distinción que ya ostentó en 2019 y que le permite una mayor visibilidad y un altavoz inmejorable para su propuesta turística.

Bajo el ambicioso lema la República Dominicana Lo tiene todo, presenta una oferta diversa y amplia más allá del turismo de sol y sus magníficas playas y que pasa por el ecoturismo y el turismo de naturaleza, el deportivo con el golf –posee algunos de los mejores y más grandes greens del mundo– y los deportes náuticos a la cabeza, el de bienestar y salud o el de negocios.

Para la pequeña isla caribeña, el turismo es un sector estratégico para su economía, que tras una importante recesión empieza a crecer con fuerza.
Una señal de la importancia que Santo Domingo da a la cita madrileña es que su delegación está liderada por el presidente Luis Rodolfo Abinader y el ministro de turismo, David Collado, quienes mantendrán entrevistas con el rey Felipe VI, el presidente Pedro Sánchez, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y empresarios españoles, fundamentalmente de las principales cadenas hoteleras, en busca de mayores inversiones.

España es el tercer mayor inversor de la isla con más de 2.000 millones de euros, el 60% de las inversiones extranjeras, según declaró Collado. 160 empresas tienen presencia en el país, entre ellas Barceló, Ríu, Meliá e Iberostar, que acaparan el 65% de las habitaciones de la isla; Iberia y Air Europa tienen vuelos directos y otras compañías como Banco Sabadell, Mapfre, Acciona, Naturgy, Mango o Inditex han hecho incursiones importantes en sectores como el financiero, seguros, inmobiliario, energético o moda.

Los inversores españoles “aportan más de 438 millones en nuevos proyectos y en renovaciones, lo que es una clara señal de su compromiso”, destaca el ministro dominicano, quién aseguró que Canadá y EE UU son los mercados líderes en emisión de turistas. “España enviaba en 2019 unos 180.000 visitantes anuales que gastaban unos 158 millones de dólares al año”.

Normas
Entra en El País para participar