Gobierno

El Consejo de Ministros aprobará el plan de vivienda y la nueva estructura de Sareb

El Gobierno modificará la estructura de gobernanza y de capital de la Sareb

 La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño
La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño Europa Press

El Consejo de Ministros aprobará este martes el plan estatal de vivienda, el bono para el apoyo al alquiler por los jóvenes y la Ley de Arquitectura. Asimismo, el Gobierno modificará la estructura de gobernanza y de capital de la Sareb, el conocido como 'banco mal, según confirmó ayer la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. 

Durante una rueda de prensa en Moncloa junto al canciller alemán, Olaf Scholz, el presidente del Gobierno  Pedro Sánchez confirmó que el plan estatal de vivienda verá luz verde este martes. Al jefe del Ejecutivo se le preguntó también por el informe preliminar del CGPJ que ha tumbado inicialmente el proyecto de ley de vivienda que iba a aprobarse este martes por el Consejo de Ministros por considerar que contraviene competencias autonómicas.

El presidente aseguró que el Gobierno "mirará con absoluto respeto las cuestiones técnicas que quiera plantear el CGPJ" cuando se pronuncie de forma definitiva a finales de este mes sobre el proyecto de Ley de Vivienda, pero el Gobierno sigue comprometido con sacar adelante una
norma para garantizar el derecho constitucional a una vivienda digna y "redoblar el compromiso público con la política de vivienda en nuestro país". 

Así lo hará, dijo, cuando se apruebe el proyecto de Ley de Vivienda, y este mismo martes con la aprobación del plan estatal de vivienda, el bono de ayuda al alquiler para la emancipación de los jóvenes y la Ley de Arquitectura y Calidad de Vivienda.

Por su parte, Nadia Calviño avanzó que hoy, en el Consejo de Ministros se adapte "formalmente la estructura de gobernanza y la estructura de capital y el funcionamiento de la Sareb a lo que ya es una realidad económica", avanzó.

Calviño indicó que "debido a un cambio en la consideración estadística por parte de Eurostat", el Gobierno ya tuvo el año pasado que integrar dicho cambio, una modificación que afectó principalmente a la "deuda pendiente de amortización por parte de la Sareb".

Calviño matizó que "se trata únicamente de adaptar el régimen jurídico y la gobernanza a la realidad económica ya vigente. Es un tema que arrastramos y que responde a las decisiones que adoptó el Gobierno anterior en relación a la crisis financiera", explicó ayer.

Sareb nació en 2012 para recapitalizar las entidades financieras más afectadas por la crisis financiera de 2008. En el momento de su constitución, emitió 50.781 millones de euros de deuda avalada por el Tesoro como medio pago para adquirir los activos de las nueve entidades financieras
que habían recibido ayudas públicas, una deuda que va amortizando a medida que genera ingresos con la venta y gestión de dichos activos.

Al cierre de 2020, Sareb contaba con un patrimonio neto negativo de 10.528 millones de euros. Hasta entonces, había cancelado el 31,2% de la deuda emitida en su constitución, por lo que todavía debe devolver 34.918 millones de euros, un importe que pasó a computar como deuda pública tras una decisión de Eurostat que estableció que Sareb debía reclasificarse dentro del perímetro de cuentas del sector público.

Según fuentes financieras, que Sareb empezase a computar en las cuentas públicas habría llevado al Gobierno a buscar fórmulas legales para tomar el control de la sociedad, de la que actualmente controla el 45,9% a través del FROB.

Normas
Entra en El País para participar