BlackRock, la primera gestora del mundo con más de 10 billones de dólares

El año pasado captó 540.000 millones de dólares para sus productos

Un logotipo de BlackRock en la fachada de su sede principal, en Nueva York.
Un logotipo de BlackRock en la fachada de su sede principal, en Nueva York.

BlackRock es cada vez más gigante. La mayor gestora de fondos de inversión del mundo cerró 2021 con un volumen de activos bajo gestión de 10 billones de dólares (8,73 billones de euros). Las cifras son mareantes, pero baste decir que equivale a la suma del Producto Interior Bruto (PIB) de las tres mayores economías europeas: Alemania, Reino Unido y Francia. La cifra es un 15% superior a la que tenía al cierre de 2020.

La compañía, que cotiza en Bolsa y tiene su sede en Nueva York, ha ganado cada vez más peso gracias a la distribución de fondos cotizados (ETF, en la jerga), una especie de fondo de inversión de bajo coste, que se puede comprar y vender de forma instantánea, como las acciones. Durante 2021, BlackRock atrajo 540.000 millones de dólares, de los que 306.000 millones fueron ETF, que opera bajo la marca iShares. Estos fondos cotizados suelen replicar la evolución de índices de Bolsa, con comisiones bajísimas.

La gestora fue fundada por Larry Fink en 1988, el directivo sigue estando a los mandos 24 años después. Aunque el crecimiento de los últimos años ha descansado especialmente en los ETF, la firma también tiene fondos de inversión convencionales. Durante el último año ha hecho una apuesta decidida por los fondos sostenibles.

Aunque las comisiones que cobran sus ETF son muy bajas, el ingente volumen de activos gestionados hace que tenga ingresos millonarios. En 2021 estos superaron los 19.000 millones de dólares (un 24% más que en 2020). BlackRock, como compañía, tiene un valor en Bolsa que supera los 131.000 millones de dólares. En los últimos dos años sus acciones se han revalorizado un 70%.

En la parte de gestión no indexada (el negocio al margen de los ETF), BlackRock ha apostado en los últimos años por estrategias en activos alternativos a la Bolsa y los bonos (como la deuda privada, las empresas no cotizadas o las infraestructuras). "Este tipo de estrategias ha contribuido en un 60% al crecimiento de nuestra base de comisiones en 2021", apunta Larry Fink, presidente ejecutivo, en una carta a los inversores.

 

Normas
Entra en El País para participar