Telefónica refinancia deuda por 5.500 millones a cambio de incorporar más directivas y reducir emisiones de CO2

La refinanciación, con más de 30 entidades, se liga a objetivos de sostenibilidad

Telefónica refinancia deuda por 5.500 millones a cambio de incorporar más directivas y reducir emisiones de CO2

Movimiento de calado de Telefónica en el ámbito financiero en el inicio del año. La operadora ha suscrito un contrato de modificación a la financiación sindicada, firmada el 15 de marzo de 2018, con diversas entidades de crédito nacionales y extranjeras, por un importe total máximo de 5.500 millones de euros.

En un comunicado, Telefónica ha indicado que la operación ha contado con el apoyo de cerca de 30 entidades, con una sobresuscripción de más del 30%, entre ellas Natwest como Agente y BNP Paribas como coordinador sostenible, quienes han contado con el asesoramiento legal de Clifford Chance.

Según la operadora, el contrato de crédito está compuesto por un único tramo de 5.500 millones de euros, bajo la modalidad de crédito revolving, a un plazo de cinco años y con dos opciones de extensión anual a petición de la propia empresa, hasta un vencimiento máximo de siete años.

De momento, todavía no hay coste de financiación porque no se ha empleado el dinero. Lo que sí han negociado ambas partes es el margen, este es el que se mueve en el mismo nivel del acuerdo firnado en 2018. Con el contrato firmado en 2018, la operadora redujo entonces el margen desde 50 a 40 puntos básicos.

A su vez, en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica explica que la refinanciación está ligada a objetivos de sostenibilidad, entre los que figura la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y el incremento de mujeres en puestos ejecutivos.

La operadora ha afirmado que el primer indicador responde al mayor desafío medioambiental al que se enfrentará la sociedad en las próximas décadas, la mitigación del cambio climático. Telefónica ha reiterado que mantiene un doble compromiso: reducir su propia huella de carbono y a la vez, facilitar soluciones digitales destinadas a reducir las emisiones de otros sectores. Según Telefónica, este KPI contempla una reducción absoluta de las emisiones Scope 1 y 2 del 70% en 2025 y continúa con el objetivo de la compañía de reducir el 80% dichas emisiones en 2030.

El segundo indicador, relativo al incremento de mujeres en puestos ejecutivos de la compañía, persigue mejorar la toma de decisiones en los órganos de decisión de la compañía incorporando distintos puntos de vista, ser más competitivos al tiempo que aumentamos la participación femenina en importantes sectores de la economía, especialmente en campos relacionados con la ingeniería y con la ciencia. “Este KPI contempla un 37% de mujeres en puestos ejecutivos de la compañía en 2027. Telefónica avanza así para que el 40% de los puestos ejecutivos estén ocupados por mujeres en 2030”.

Al cierre de 2020, las mujeres ocupaban el 27% de los puestos directivos en Telefónica, seis puntos porcentuales más que en 2016. En esta línea, con la reciente reducción del número de integrantes del consejo de administración de Telefónica de 17 a 15, el porcentaje de mujeres consejeras se ha situado en el 33% del total. De la plantilla final de la compañía a la conclusión de 2020 el 38% aproximadamente eran mujeres (un 37,84% al término de 2019).

Telefónica ha destacado su estrategia destinada a impulsar la financiación sostenible. La compañía ha recordado que, en 2019, se convirtió en la primera teleco en emitir bonos verdes y en 2020 en la primera en emitir híbridos verdes. “En febrero de 2021 lanzó el primer bono híbrido sostenible del sector teleco, seguido de una segunda emisión, también sostenible, el pasado mes de noviembre. Por su parte, sus operaciones en Alemania y Colombia obtuvieron hasta la fecha préstamos ligados a objetivos de sostenibilidad por un importe de 750 millones de euros y 798.000 millones de pesos colombianos, respectivamente”, precisa.

La operadora que preside José María Álvarez-Pallete ha insistido en que las operaciones se encuadran en el marco de una estrategia que busca aumentar la financiación sostenible del grupo hasta superar los 10.000 millones de euros equivalentes en los próximos años.

Deuda total

Telefónica cerró el tercer trimestre con una deuda financiera neta cercana a 25.000 millones de euros (29.900 millones con los arrendamientos), una vez incluidos los pagos a los minoritarios de Telxius (cuyas torres fueron vendidas a American Tower), frente a los 35.228 millones registrados a principios de año.

La operadora no ha dejado de insistir en su estrategia de reducir los costes de la deuda, así como de ampliar la vida media de las emisiones. A la conclusión de septiembre, la vida media se situaba en 13,85 años, en el entorno de los máximos históricos en la compañía, mientras que el coste efectivo está en el 3,27%.

Normas
Entra en El País para participar