Canarias

El empleo en 2021 en las islas: más joven y centrado en los servicios, pero aún demasiado precario

Los datos del Obecan revelan que es la economía privada, y no el sector público, el que tiró de la caída del paro en las Islas

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez
La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez
Las Palmas de Gran Canaria

El año 2021 fue excelente para el mercado laboral canario, al menos si atendemos a la frialdad de los números de paro registrado. Hasta tal punto, que quedó atrás por completo el rastro de la pandemia sobre la actividad económica en las Islas. Y no solo en relación al año 2020, sino también porque el paro registrado en las Islas es netamente inferior al que había al final del año 2019. Con 5.430 demandantes de empleo menos que hace dos años, la cifra final de 202.819 personas en situación de desempleo sigue siendo muy elevada, pero a su vez desafía los pronósticos y parece refrendar esa peculiar tesis reciente según la cual el empleo va por un lado y los números del Producto Interior Bruto, por otro. Los primeros suelen ser sensiblemente mejores. Así lo atestigua al menos el último informe del Observatorio de Empleo de Canarias (Obecan), que aglutina los resultados de todo el ejercicio de 2021.

La caída del desempleo en Canarias durante el año pasado registra otros datos segmentados propios de una economía en franca recuperación. Resulta que el Archipiélago creó en 2021 casi tantos empleos para mujeres (caída del paro de 32.214 personas, un 21,98% menos) como para hombres (34.404 y 27,99% menos). Además, fue en la franja de edad más castigada por el desempleo, la de los jóvenes por debajo de 25 años, donde mayor reducción se produjo (caída del paro de un 44,76%), mientras que entre los de entre 25 y 45 años la bajada fue del 34,18% y más allá de esa franja de edad el desempleo se redujo en un moderado 13,80%. Así que hubo menos desempleo joven y femenino al final 2021, una conclusión que desafía no pocos pronósticos sobre la evolución del mercado laboral

Una de las consideraciones más citadas en tiempos recientes en relación al empleo, y no solo en Canarias, tiene que ver con el incremento del trabajo en el sector público como argumento para explicar la caída de la tasa de paro. ¿Es esto cierto si atendemos a la frialdad de los números? Parece que no. El informe del Obecan refleja que el empleo en el sector público (epígrafe Administración Pública y Defensa) se mantuvo en las mismas cifras en 2021 respecto al ejercicio precedente, con un incremento mínimo de 44 desempleados en este sector. Nada que ver, por tanto, con la pronunciada caída del paro en agricultura (24,86%), industria (20,75%), construcción (19,77%), comercio (25,07%) y, en especial, hostelería (39,94%).

Y si atendemos a los contratos firmados el año pasado en Canarias, la estadística es muy similar, porque la contratación en el epígrafe citado creció en un 13,87% (319 más en 2021 que un año antes). No es poco, pero queda desde luego muy por debajo de las cifras del comercio (3.027 contratos más) y de nuevo la hostelería (9.893 contratos más y un crecimiento del 193,22%). Esto es así porque las diez ocupaciones con más contratos suscritos en Canarias en 2021 fueron las siguientes: camareros asalariados, vendedores en tiendas, personal de limpieza de hoteles y oficinas, ayudantes de cocina, peones de transporte, peones de industria, cocineros asalariados, empleados en oficinas de atención al público, monitores de actividades recreativas y otro personal de limpieza. Eso sí, con una tasa baja de contratos indefinidos (12,4% del total).

El tercer parámetro dibujado por el informe del Obecan en su radiografía del mercado laboral canario atiende a la afiliación a la Seguridad Social, que cerró el año recientemente finalizado con cifras récord: 831.919 personas en alta, 50.234 más que al final de 2020, con un incremento porcentual del 6,43%, que además es el más alto entre las comunidades autónomas españolas y se repartió de un modo consistente entre ambas provincias: crecimiento de un 6,37% en Santa Cruz de Tenerife y del 6,48% en Las Palmas.

Una vez más, la variación fue notablemente más sólida en la hostelería (un 17,99% más), acompañada por la agricultura pero solo en la provincia occidental (18,55% de crecimiento en la afiliación, por una caída del 4,39% en la provincia oriental).

Y algo parecido se puede decir sobre los datos de afiliación de autónomos en las Islas a lo largo del año pasado: con un incremento de 5.259 personas en el último año, Canarias fue, de largo, la comunidad autónoma con mejores registros en 2021, con un sólido crecimiento del 4,07%, muy por delante de Andalucía (2,73%) y Madrid (2,40%), que la secundan en el podio del incremento del empleo por cuenta propio en el sinuoso ejercicio pasado.

CAMINO POR RECORRER

Salarios medios bajos. Canarias vuelve a crear empleo, pero no converge en materia salarial. La retribución media mensual en las Islas está situada en 1.775 euros, muy por debajo de la media española, 2.038 euros. Solamente Extremadura está por debajo (1.760), con Madrid siempre a la cabeza (2.350).

Desigualdad retributiva. Según el Instituto Nacional de Estadística, el 40,1% de los asalariados de Canarias percibe una retribución considerada baja a efectos estadísticos, es decir, por debajo de 1.336 euros al mes. Mientras, en Madrid y Euskadi, el 40% de sus trabajadores percibe más de 2.295 euros.

Las pymes pagan peor. Los salarios más bajos se concentraron en los establecimientos de hasta diez trabajadores (el 49,5% de sus trabajadores cobraron un salario inferior a 1.336 euros), mientras que el porcentaje equivalente en los centros de 250 o más trabajadores fue de solo el 11,5%.

Normas
Entra en El País para participar