Banca

Santander analiza la compra del negocio de consumo y pymes de Citi en México

El valor de estas actividades es de 13.100 millones de euros

El tercer hombre más rico de México, Ricardo Salinas Pliego, ha confirmado su interés por este negocio de 20 millones de clientes y 1.300 oficinas

Santander analiza la compra del negocio de consumo y pymes de Citi en México

Citi ha decidido poner fin a su negocio de banca comercial en México, país en el que llevaba más de un siglo. La firma dejará de operar en banca de consumo y de pequeñas y medianas empresas en el país, unidades englobadas bajo la marca Citibanamex, y que ahora ha puesto en venta. Citi explicó que continuará operando en México mediante una licencia bancaria local a través de su negocio de clientes institucionales.

El anuncio de su salida de banca comercial en México ha provocado que ya un número de entidades del país mostrarán su posible intrés por estos negocios valorados por Citi en unos 15.000 millones de dólares (13.105 millones de euros). Entre los principales interesados se encontraría Banco Santander, aunque fuentes de la entidad no hacen comentarios.

El negocio también podría generar interés de bancos como Grupo Financiero Banorte SAB de CV y Bank of Nova Scotia, informa Bloomberg. Las deliberaciones se encuentran en las etapas preliminares y es posible que no conduzcan a una transacción, y Citigroup, que está utilizando sus propios banqueros, aún no ha iniciado una subasta formal, señalaron fuentes conocedoras de la operación. BBVA, que cuenta en México con el mayor banco del país con una cuota de mercado del 23,8%, parece que es el que tiene un menor interés.

El tercer hombre más rico de México, dueño de Banco Azteca y TvAzteca, Ricardo Salinas Pliego, también ha mostrado su interés por adquirir Banamex y su cartera de más de 20 millones de clientes y más de 1.300 sucursales, según  ha asegurado.

La decisión de Citi de retirarse de estos negocios en México se debe a la renovación más amplia que lleva a cabo su consejera delegada, Jane Fraser, que está revisando la estrategia de la firma con sede en Nueva York. Las desinversiones planificadas de Citi de sus negocios en México, Asia y Europa están alineadas con el reposicionamiento de sus operaciones de consumo para enfocarse en centros de riqueza a nivel mundial, así como en pagos y préstamos y una presencia minorista específica en los Estados Unidos.

En los primeros tres trimestres de 2021, los negocios de banca de consumo y pymes facturaron aproximadamente 3.500 millones de dólares (3.081 millones de euros), registraron beneficios antes de impuestos por valor de 1.200 millones (1.056 millones de euros), sumaron 44.000 millones (38.734 millones de euros) en activos y 4.000 millones (3.521 millones de euros) en capital tangible promedio asignado.

El Gobierno de México reconoció ayer que la salida de Citigroup de México plantea “asuntos delicados” en materia de impuestos y regulatoria, aunque aseguró que se cuidarán con “rigor” los “intereses” nacionales.

Normas
Entra en El País para participar