Valor a examen

Rovi, recién llegado y favorito entre los valores del Ibex

No tiene ningún consejo de venta y los analistas están expectantes ante la aprobación de

nuevos fármacos y el crecimiento de las ventas con la fabricación de la vacuna de Moderna

Sede de Rovi en Madrid.
Sede de Rovi en Madrid.

Rovi ha echado el freno en el arranque del año tras un 2021 histórico. La farmacéutica ha recortado el precio de las acciones en más de un 8% esta semana tras haber subido más del 90% en el ejercicio pasado, hasta alcanzar niveles récord. Pocos días antes de que acabara 2021 logró dos hitos; entrar en el Ibex en sustitución de Viscofan y consolidarse además como la compañía con mayor ganancia anual del índice.

De momento, y a pesar del rally y la leve corrección con que se inicia el año –común entre los activos que mejor lo hicieron en 2021–, no hay cambios en las recomendaciones de los analistas: Rovi es compra para el 83%, según el consenso de Bloomberg, y el resto son consejos de mantener. Nadie recomienda deshacer posiciones, a pesar de que el precio está cerca del objetivo: 69,34 euros. JB Capital, CaixaBank e Intermoney lo sitúan por encima de los 70 euros.

El Covid ha favorecido sin duda el rally de Rovi. El laboratorio madrileño llegó a un acuerdo inicial con la biotecnológica estadounidense Moderna para el envasado y producción final de los viales de su vacuna. Posteriormente se amplió para el desarrollo del principio activo. Rovi duplicó su beneficio hasta septiembre (98,9 millones) frente al mismo mes de 2020.

“Mantenemos una visión positiva sobre las vacunas basadas en ARN mensajero (Pfizer y Moderna) y de cara a 2022 pensamos que Moderna será capaz de cumplir su previsión de ventas, dado que ya cuenta con acuerdos de compra firmados por unos 17.000 millones de dólares”, explica Sabadell. La entidad subraya que los antivirales que vayan apareciendo en el mercado contra el Covid “serán tratamientos complementarios a las vacunas”, por lo que a su juicio no restan potencial.

Aunque el coronavirus ha sido el eje del negocio para Rovi en los últimos meses, en su cartera hay otros fármacos que apuntan alto. “Más allá del escenario central, creemos que Rovi podría aflorar valor adicional si opta por distribuir Risperidona ISM (indicado para la esquizofrenia) con red propia en Estados Unidos, y desarrollar con éxito Letrozol (tratamiento para cáncer de mama)”, destaca Intermoney.

El laboratorio recibió en diciembre el espaldarazo del Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), al recomendar la aprobación de Risperidona ISM para la esquizofrenia; podría estar en el mercado europeo en el segundo trimestre bajo el nombre de Okedi.

Renta 4, por su parte, destaca que “la plataforma ISM de Rovi [permite productos inyectables de liberación prolongada de aplicación en múltiples fármacos], en el caso de resultar exitosa, supondrá un proyecto transformacional para el negocio por su potencial de mercado”. La firma reitera que tanto la HBPM (heparinas de bajo peso molecular) como la distribución en el mercado español de productos licenciados de terceros presentan un alto desarrollo.

La heparina está indicada como prevención y tratamiento de la trombosis y está siendo empleada también en algunos pacientes con Covid. Las ventas de Rovi en esta área crecieron el 15% en los nueve primeros meses de 2021 (176,2 millones), representando el 39% de los ingresos operativos; mientras la facturación a terceros repuntó un 187% (180,2 millones), “principalmente por los ingresos relacionados con la producción de la vacuna contra el Covid-19”, señaló la empresa.

Rovi mantiene una previsión (muy conservadora en opinión del consenso de mercado) de crecer en ingresos en torno al 5% en 2022 con cierta expansión del margen bruto, que “podría extenderse más a medio y largo plazo, gracias al mix de productos y la mayor aportación de fármacos propios de mayor valor añadido”, dice Renta 4.

De cara al futuro más próximo, Intermoney enumera como fortalezas para la empresa “un balance saneado, la generación orgánica de caja y un buen historial de gestión”, y como debilidades, “la dependencia de la heparina, la competencia de precios, el peso del mercado doméstico y los procesos regulatorios para la aprobación de sus fármacos”.

Un camino de logros para los accionistas

Posición Ibex. Rovi ha seguido una trayectoria ascendente en Bolsa desde la declaración de la pandemia a mediados de marzo de 2020; desde entonces, el precio de las acciones ha subido el 240%. Su entrada en el Ibex se hizo por la puerta grande, liderando el índice en revalorización anual y situándose como la segunda del sector en cuanto a tamaño. Su valor en Bolsa ha superado los 3.800 millones, frente a los 9.500 millones de Grifols. Almirall tiene una capitalización de 1.960 millones y PharmaMar, de menos de 1.000 millones.

Retribución. La empresa pagó en julio un dividendo de 0,38 euros brutos por acción con cargo a los resultados del ejercicio 2020, lo que supone un incremento del 118% en comparación con el distribuido de 2019; el pay out se sitúa sobre el 35%. En noviembre inició un programa de recompra de acciones por un periodo de 12 meses por un importe máximo de 125 millones (3% del capital).

Propiedad. La familia López-Belmonte controla el 60,17% de Rovi. Juan López-Belmonte Encina es el CEO y nuevo presidente desde el pasado verano, tras el fallecimiento de su padre, Juan López-Belmonte.

Normas
Entra en El País para participar