Industria farmacéutica

Los sueldos de los directivos de los fabricantes de vacunas, en la diana

65 grandes inversores piden limitar los salarios de los ejecutivos. Proponen que se liguen al éxito del reparto de vacunas en todo el mundo

Albert Bourla, consejero delegado de Pfizer.
Albert Bourla, consejero delegado de Pfizer.

Grandes firmas de inversión presionan a los principales fabricantes de vacunas de Covid-19.  Este jueves se conoció que 65 de estas compañías han escrito una carta a las mayores farmacéuticas involucradas en la producción de estas vacunas para que liguen los sueldos de sus principales ejecutivos al logro de distribuir la vacuna en todo el mundo.

Un grupo de inversores institucionales, que controlan 3,5 billones de dólares (3,1 billones de euros) en activos bajo gestión, ha enviado una carta demandando que vinculen el salario de sus directivos con el éxito de la distribución en todo el mundo, no solo en los países ricos, según recoge Reuters.

Las 65 administradoras de activos, fondos de pensiones y compañías de seguros participantes firmaron una carta con fecha 4 de enero que fue enviada a los consejos de administración de Pfizer, Johnson & Johnson, Moderna y AstraZeneca, todas ellas grandes farmacéuticas cotizadas.

Entre los inversores firmantes de la misiva se encuentran Nomura, Investec, Boston Common Asset Management, Candriam, GAM, Aegon, Achmea y PGGM, habituales accionistas en Bolsa.

“Una pandemia que permanece fuera de control en muchas partes del mundo está y debe estar en la cima de nuestra agenda como inversores globales, y también para los gobiernos y las empresas en las que invertimos”, señalan estas firmas en la carta, según recoge Financial Times.

“Debería tener sentido comercial que un fabricante de vacunas apunte a vacunar a todo el mundo”, apuntó, por su parte, Frank Wagemans de Achmea Investment Management, uno de los impulsores de la iniciativa, una firma con 225.000 millones en activos bajo gestión.

Si bien la mayoría de los ciudadanos de las naciones ricas están vacunados y muchos están recibiendo ahora dosis de refuerzo, por ejemplo en todo el continente africano las tasas de vacunación promedian solo el 10%. La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha fijado el objetivo de una tasa de vacunación del 70% en todos los países para julio con el fin de poner fin a la “fase aguda” de la pandemia, después de que el pasado año cerrara con una media inferior al 40%.

La carta pide a las farmacéuticas que adopten la hoja de ruta de la OMS para lograr un acceso equitativo a las vacunas y vincularlo al pago de los directivos “de una manera significativa, material, medible y transparente”.

Las entregas de vacunas en todo el mundo se han retrasado por problemas de producción, acaparamiento por parte de los gobiernos de los países ricos, restricciones a la exportación y trámites burocráticos. El grupo de inversores afirmó que los puntos clave para las empresas deben incluir una mejor participación en los programas internacionales, la concesión de licencias y el intercambio de tecnología para que los países puedan producir vacunas.

Normas
Entra en El País para participar