El método de Charlie Munger (98 años) para invertir bien

Un libro desvela las recetas del socio de Warren Buffett para sacar provecho a sus inversiones, pero sobre todo para controlar sus emociones

Charlie Munger ( a la izquierda), con Warren Bufett.
Charlie Munger ( a la izquierda), con Warren Bufett. GETTY IMAGES

Charlie Munger es uno de los mejores inversores de la historia. Hombre de negocios y filántropo estadounidense, es mundialmente conocido por ser socio de Warren Buffett y vicepresidente de Berkshire Hathaway, firma con la que ha obtenido un éxito notorio. Fue presidente de Wesco Financial Corporation desde 1984 hasta 2011.

Además, Munger tiene un discurso que no deja indiferente, con un control férreo de las emociones, debido a una noción de sabiduría elemental y mundana, y a un conjunto de modelos mentales que abarca desde la economía, los negocios y la psicología hasta la ética y la gestión. Esto le permite mantener las sentimientos al margen de sus inversiones y evitar de esta manera malas decisiones. Para el magnate, es importante seguir el algoritmo fundamental de la vida, que no es otro que repetir aquello que funciona.

Portada del libro 'Charlie Munger: el inversor completo'.
Portada del libro 'Charlie Munger: el inversor completo'.

De hecho, su método ha guiado a varias generaciones de inversores, pero sus ideas todavía no se habían presentado como una teoría unificada.

De esto se ha encargado, por primera vez, Tren Griffin, un alto ejecutivo de Microsoft y divulgador económico, que recoge en el libro Charlie Munger: el inversor completo (Deusto, 19,95 euros) los pasos esenciales de su estrategia de inversión a partir de entrevistas, discursos, escritos y cartas a los accionistas, todo ello acompañado de comentarios de gestores de fondos, inversores e historiadores.

Para el inversor una de las claves que le han acompañado a lo largo de su vida es la lectura, además de una forma de aprendizaje autodidacta, ya que, en su opinión, "no he conocido a ninguna persona sabia que no leyera siempre". Y confiesa que tanto Warren Buffett como él son ávidos lectores. 

Su estrategia de inversión se basa, según ha explicado en más de una ocasión, en analizar pocos activos a fondo y tener una alta dosis de paciencia al invertir en ellos. De hecho, asegura, le resulta más fácil centrarse en cinco inversiones en las que tenga bastante probabilidad de acertar que encontrar cien. Y en caso de que se fracase con una inversión, aconseja no darse por vencidos, dado que el "capitalismo sin fracaso es como la religión sin infierno".

Como ideario de vida, que se puede extrapolar a las finanzas, aconseja no ser envidioso, ni resentido, ni gastar más de lo que se ingresa, además de mantenerse alegre, dejando a un lado los pensamientos negativos, a pesar de los problemas, tener relación con gente que sea de confianza, pero sobre todo hacer en todo momento lo que se supone que se ha de hacer. 

Munger jamás elude una pregunta. Y cuando se le requiere su opinión sobre algún tema de actualidad, como el caso de las criptomonedas, lo tiene claro: "desearía que no se hubiesen inventado", a la vez que alaba la decisión del gobierno chino de prohibir este tipo de monedas. "Porque la gente que invierte en criptodivisas no lo hace pensando en el cliente, sino en sí misma". Y sí hay un sector atractivo, en su opinión, en el que fijarse en estos momentos, es el de las energías renovables. 

 

Normas
Entra en El País para participar