Capital riesgo

El fondo Ergon Capital compra la firma española de satélites marinos Satlink

Las valoraciones de la compañía rondan los 500 millones

El fondo Ergon Capital compra la firma española de satélites marinos Satlink

El fondo Ergon Capital, participado por el Grupo Bruxelles-Lambert, se ha impuesto en la puja por la compañía española de satélites marítimos Satlink. La empresa, que hasta ahora estaba participada por el fondo español Artá Capital y los fundadores, ronda una valoración de 500 millones de euros, según fuentes financieras.

Artá Capital, el fondo controlado hasta hace pocos meses por la familia March, se hizo con el 60% de Satlink en 2017. El 40% restante quedó en manos de su fundador, Faustino Velasco. Este mismo año el fondo español encargó a PJT Partners la venta de la compañía. Tras la operación, tanto Artá como Velasco se mantendrán como accionistas minoritarios y el fundador retendrá la batuta de la compañía.

Ergon Capital Partners, que ha trabajado asesorado por AZ Capital, se ha impuesto en la puja a Platinum Capital –dueño de Iberconsa y de Urbaser– y al gigante estadounidense Orbcomm. Ergon con esta operación adquiere su segunda compañía en el mercado español, tras Palex –donde se mantiene como minoritario junto a Corpfin, tras haber vendido la mayoría a Freeman este otoño– y el fabricante de lentes oftalmológicas y distribuidor de equipamiento óptico Indo.

Satlink es una compañía de ingeniería y da servicios de telecomunicaciones a empresas pesqueras. Entre sus clientes están Nueva Pescanova o Salvamento Marítimo. En una nota de prensa publicada ayer, la compañía reconocía un incremento del ebitda de más del 125% en los casi cinco años que Artá fue su accionista mayoritario. Su crecimiento en este tiempo ha venido, fundamentalmente, por haber alcanzado el liderazgo en tecnología para la pesca sostenible del atún tropical. Y por su fortaleza en el mercado asiático.

Resultados

La compañía cerró 2020 con un beneficio de 1,99 millones, frente a los 5,44 millones registrado en el ejercicio anterior, según sus cuentas anuales, consultadas a través de Insight View. El Covid-19 y los gastos incurridos por la firma en una nueva financiación lastraron el resultado en el ultimo ejercicio.

La compañía cerró 2020 con una facturación de 47,89 millones, frente a los más de 50 millones que obtuvo el año anterior. El 30% corresponde con el mercado español. En ese año Satlink firmó un nuevo contrato de financiación por 36 millones. Cuenta además con una línea de financiación por 6,45 millones. Todo ello tiene un coste del 2%.

La operación –la primera que realiza Artá tras la compra de su equipo directivo, comandado por Ramón Carné y Nicolás Jiménez-Ugarte, de manos de Corporación Financiera Alba, el brazo financiero de los March– se produce en un momento de especial apetito de los fondos extranjeros por las empresas españolas vinculadas a las telecomunicaciones o la tecnología. El fondo español Nazca pactó en agosto la compra de Zunibal, una compañía especialista en prestar soluciones tecnológicas para la pesca de atún y con la que se llegó a explorar una fusión. Las fuentes del mercado apuntan al alto múltiplo desembolsado por esta firma, por encima de las 12 veces.

Normas
Entra en El País para participar