El Ibex sube un 7,9% en 2021 y cierra sobre los 8.700 puntos

El selectivo finaliza el año como uno de los peores del Viejo Continente

Interior del Palacio de la Bolsa de Madrid.
Interior del Palacio de la Bolsa de Madrid. EFE

La última sesión del año en la Bolsa española ha transcurrido con pocos movimientos, y el Ibex ha terminado el ejercicio con un alza del 7,93%, en los 8.713,8 puntos. El segundo año de la pandemia  ha sido una montaña rusa en la renta variable, con altibajos provocados por las diferentes etapas que ha provocado el virus. La última, la de la versión ómicron, que estallo el 26 de noviembre, se considera ahora el principio del fin. Se ha producido una explosión de casos, pero no de hospitalizaciones ni de muertes. 

En Estados Unidos, tanto el Dow Jones como el S&P 500 cortaron su racha de  máximos históricos, tras corregir un 0,25% y un 0,30% respectivamente. El Nasdaq también cayó, un 0,16%, y se aleja de su récord  que alcanzó el pasado 19 de noviembre en los 16.057 puntos. El Ibex ha finalizado 2021 con ganancias notables, pero estas palidecen en comparación con las de sus homólogos europeos. El Dax alemán ha sumado un 16% en el ejercicio; el Cac francés, más de un 29%, y el Mib italiano, un 23%.

IBEX 35 8.806,60 -0,12%
EUROSTOXX 50 4.272,19 -1,01%
Petroleo Brent 86,290 2,155%
EUR x USD 1,1412 -0,358%

En todo caso, algunos mercados no han terminado de echar el cierre al ejercicio. Las Bolsas integradas en el Euronext abren el viernes 31 media sesión, y Londres y Wall Street estarán operando todo el día.

En la última jornada del año en el Ibex, ha destacado la subida de PharmaMar (2,85%), seguida de las de Cellnex, Iberdrola, Inditex, Siemens Gamesa, Rovi, ACS, Meliá y Solaria, con alzas de más del 1%. Telefónica ha corregido un 1,61%, mientras que ArceloMittal y Acerinox han perdido más de un punto porcentual.

La agenda macroeconómica de ambos lados del Atlántico ha sido ligera. Se ha publicado el paro semanal en Estados Unidos, donde 198.000 personas que perdieron su empleo recientemente solicitaron prestaciones por desempleo durante la semana de Navidad. Esto deja el número de nuevas solicitudes de subsidio cerca de su nivel más bajo en 52 años, en medio de la mayor escasez de mano de obra en décadas.

Entretanto, las espadas siguen en alto, pendientes de las tasas de inflación en la zona euro (en España, el IPC subió un 6,7% en 2021, su tasa más alta en casi 30 años) y Estados Unidos, así como de los planes de estímulos. Sin embargo, y sin razón aparente, más allá de la menor aversión al riesgo, el miércoles se produjeron ventas importantes en la renta fija que dispararon las rentabilidades de la deuda europea.

Pero tras la tormenta ha llegado la calma. El interés del bono alemán ha bajado unos casi inapreciables 0,9 puntos básicos, hasta el -0,2%; el español, 0,6, hasta el 0,553%, y el francés, 0,7, hasta el 0,182%. En Estados Unidos, el Treasury a una década paga el 1,525%, tras recortar 2,4 puntos básicos.

 La cotización del petróleo se consolida en máximos del último mes ante las expectativas de que el impacto de la propagación de la variante ómicron a nivel global sobre la demanda de combustible sea limitado. Desde el pasado lunes día 20, tanto el Brent como el West Texas acumulan  revalorizaciones superiores a un 11%, pese a las leves caídas de anoche. El primero se paga a 79 dólares por barril y el segundo, a algo menos de 77 dólares.

En el mercado de divisas, y con una caída de más del 7% del euro frente al dólar en 2021, la moneda única se sitúa en 1,132 unidades de billete verde, con una caída en el entorno del 0,3%.

Normas
Entra en El País para participar