El año de Elon Musk: destrona a Bezos como el más rico del mundo

El fundador de Tesla acaba 2021 siendo el personaje del año, con una fortuna de 277.300 millones

Amancio Ortega acaba el año perdiendo en Bolsa 1.600 millones

Grandes fortunas 2021 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Con 116.600 millones de dólares más que en 2020 ha acabado el año Elon Musk. El cofundador de Tesla y SpaceX acumula una fortuna de 277.300 millones, con la que se convierte en el hombre más rico del mundo, desplazando de esta posición al todopoderoso Jeff Bezos, que incrementa ligeramente, a su vez, su patrimonio pasando de los 193.700 millones a los 194.800 millones.
El segundo año de la pandemia ha sido otro ejercicio de bonanza para la mayoría de las grandes fortunas del planeta: el valor acumulado por las 50 personas más ricas, según datos de este jueves de Bloomberg, asciende a 3,4 billones de dólares.

Los primeros diez puestos siguen estando copados por los mismos rostros del año anterior, aunque algunos bajan o suben en el escalafón, en función de cómo les haya ido el año. Es el caso del empresario y físico de origen sudafricano, de 50 años, elegido por la revista Time y el Financial Times como personalidad del año, al destacar su carácter visionario en la evolución de la industria automovilística hacia el coche eléctrico, que se corona en la primera posición, por delante del fundador de Amazon, que siempre renegó de ese liderazgo, asegurando que la segunda posición le iba bien, y prefería ser conocido más por su faceta de inventor, emprendedor o de padre. Ya lo ha conseguido. Y sube al tercer puesto el francés Bernard Arnault: el presidente de Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) incrementa su patrimonio, debido a la buena marcha de la industria del lujo a lo largo de los últimos 12 meses, en 61.900 millones, pasando de 113.800 millones a 175.700 millones.

Grandes fortunas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Por detrás, Bill Gates, que desciende un puesto e incrementa su fortuna en 7.300 millones hasta alcanzar los 138.800 millones. El fundador de Microsoft vivió este año su particular annus horribilis: al anuncio de su divorcio de Melinda Gates, tras 27 años de matrimonio en los que fundaron una de las fundaciones benéficas más destacadas del planeta, su nombre apareció vinculado al del magnate y pederasta Jeffrey Epstein. La ruptura matrimonial le ha supuesto el desembolso de acciones, según un documento al que tuvo acceso la revista People, de las compañías AutoNation y Canadian National Railway por 1.500 millones. Aunque se desconocen los detalles del divorcio, Gates no ha sufrido descalabro económico.

A pesar de los diferentes frentes abiertos que tiene Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, hoy Meta, con empleados que desvelan las prácticas de la compañía y varias investigaciones abiertas tanto en Washington como en Bruselas, al empresario, de 37 años –el único de entre los 20 más ricos que tiene menos de 40 años– no le ha ido mal en Bolsa. A pesar de que cae del quinto al séptimo puesto, ha incrementado su cuenta en 20.200 millones, logrando acabar el año con 125.000 millones.

En esta carrera le han sobrepasado los fundadores de Google, Larry Page y Serguéi Brin, que año tras año van a la par: el primero, consejero delegado de Alphabet, dispone de 129.800 millones, tras incrementar su fortuna en 47.200 millones; y el segundo, que ejerce como presidente de la citada multinacional estadounidense que tiene como filial al principal buscador de internet, suma este año 47.900 millones, lo que le convierte en la sexta persona más rica del mundo con 127.900 millones.

El que entra este año en el club de los cienmilmillonarios es Larry Ellison: el fundador de Oracle, que araña un puesto, sube al noveno, y acaba con 30.300 millones más y un patrimonio de 109.100 millones. Completan este exclusivo grupo, Steve Ballmer, ex consejero delegado de Microsoft y propietario del equipo de la NBA Los Angeles Clipper, que se mantiene en el octavo peldaño con una riqueza de 121.600 millones, esta cifra supone 40.600 millones más que en 2020; y el veterano Warren Buffett, que cierra el ejercicio en la décima posición con 108.500 millones, 21.600 más.

En el puesto 11º aparece la primera mujer entre las 20 mayores fortunas: Francoise Bettencourt Meyer, que gestiona las acciones del grupo L’Oréal heredadas de su madre, Liliane Bettencourt, y que atesora 93.800 millones de euros, 17,500 más que en 2020.

En el siguiente bloque aparecen tres empresarios asiáticos, los primeros de esta procedencia en esta clasificación. Mukesh Ambani, de 64 años, presidente y mayor accionista de Reliance Industries, la mayor empresa india del sector privado y la persona más rica de su país, según la revista Forbes, que acaba diciembre con 91.300 millones, 4.400 más que en 2020.

Le sigue el chino Zhong Shanshan, que con su empresa de agua embotellada Nongfu Spring –supera al mismísimo fundador de Alibaba, Jack Ma–, es la primera fortuna de su país con un patrimonio de 78.700 millones, tras ganar 4.400 millones en los últimos 12 meses. Y entra en esta lista, el empresario indio Gautam Adani, presidente y fundador de Adani Group, un conglomerado multinacional dedicado al desarrollo y operaciones portuarias en la India, que amasa un patrimonio en Bolsa de 77.200 millones.

El año acaba bien para el mexicano Carlos Slim, que sube cinco puestos hasta el 15º, tras ganar 16.300 millones y cerrar el año con 73.000 millones. Le sigue en el ranking Amancio Ortega. El fundador de Inditex sigue siendo la mayor fortuna de España, pero con el valor de sus acciones se ha dejado por el camino 1.600 millones de euros, y despide 2021 con una fortuna de 66.600 millones.

La familia Walton, propietarios de la corporación estadounidense de tiendas Walmart, cierra este bloque: Jim Walton tiene un patrimonio de 63.900 millones, Rob, con 63.400 millones, y Alice, con 61.900 millones. Por delante de esta última, en el puesto 19º se cuela el magnate Phil Knight, fundador de Nike y propietario de Laika, con una riqueza de 62,900 millones.

El club de las divorciadas millonarias

Ricas. El año pasado Mackenzie Scott, la ex mujer del fundador de Amazon, Jeff Bezos, ocupaba el 18º puesto entre las mayores fortunas del mundo, con un patrimonio de 59.800 millones. Figuraba en esta clasificación tras liquidar 25 años de matrimonio con el empresario estadounidense, que le compensó con un 4% de las acciones de la plataforma de comercio electrónico. La escritora y madre de los cuatro hijos de Bezos ha acabado 2021 en el puesto 23º con una fortuna de 57.800 millones.

Se convierte así en la cuarta mujer más rica del planeta, por detrás de Françoise Bettencourt Meyer, heredera de las acciones de su madre en L’Oréal, con 93.800 millones, de Alice Walton, una de las propietarias de los grandes almacenes Walmart, con 61.900 millones, y de Julia Flesher Koch, socialité estadounidense y filántropa, que heredó la fortuna de su esposo, David Koch, fallecido en 2019, y cuenta con un patrimonio de 60.300 millones.

La pregunta que queda en el aire es si aparecerá en algún momento en este grupo el nombre de Melinda Gates, la ya ex esposa de Bill Gates, la cuarta mayor fortuna del planeta.

Normas
Entra en El País para participar