España refuerza su liderato en fibra en Europa con los planes para llegar a toda la población

Oliver Wyman prevé un aumento de las redes en el Viejo Continente

España casi duplica la media europea en la implantación

Despliegues de fibra en una ciudad española.
Despliegues de fibra en una ciudad española.

España es el mercado europeo en el que el despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) se encuentra más avanzado, según un informe sectorial de la consultora Oliver Wyman, que precisa que la nueva tecnología está instalada en el 77% de los hogares. Otras estimaciones apuntan que ya supera el 80%. El avance es consecuencia de la estrategia de despliegue masivo llevada a cabo por Telefónica, especialmente, aunque también por grupos como Orange.

La consultora apunta, no obstante, que un 23% está pendiente de desplegar por todo el territorio nacional, con un valor total del mercado de 16.000 millones de euros hasta 2030.

El informe señala que la media europea está en el 44%. Por países, Portugal registra un despliegue de fibra del 55% de los hogares, por un 50% de Francia y un 33% de Holanda. En la parte baja del ranking se sitúan Bélgica con un 6%, Suiza con un 10%, Alemania con un 11%, Reino Unido con un 12% y Telecom Italia con un 16%.

Oliver Wyman apunta que, con el crecimiento de la demanda de fibra óptica en toda Europa, se va a llevar a cabo un gran despliegue de esta red por todo el continente. Así, se espera que para finales de la década se instale fibra en más de 135 millones de hogares europeos, dando lugar a un mercado que alcanzará los 125.000 millones de euros para 2030. La necesidad de una conexión a internet fija rápida y fiable se ha visto acelerada por la pandemia de Covid-19, que ha llevado tanto a las autoridades públicas como al sector privado a acelerar la inversión en nuevas redes de fibra.

La inversión pública total en FTTH en Alemania, Reino Unido y Francia ascenderá a más de 30.000 millones de euros en subvenciones entre 2015 y 2030, lo que representa entre el 25% y el 30% del valor global de estos mercados. Las subvenciones totales en toda Europa serán aún mayores.

En esta línea, España culminará su despliegue con el respaldo de las ayudas públicas derivadas de los fondos europeos de recuperación. El Programa UNICO ha contado con una dotación de 250 millones de euros para este año, adjudicados en un 80% a Telefónica, y el resto a Avatel y Adamo. El objetivo es llevar la fibra a 1,27 millones de hogares y empresas.

Este escenario en toda Europa ha atraído el interés de grandes fondos. “Las oportunidades de inversión en el ámbito de la FTTH, tanto en despliegue como en el mantenimiento, son muy atractivas, como demuestran las recientes operaciones, protagonizadas por fondos de inversión como KKR, IFM o APG. Se trata de un mercado en ebullición que, además, contará con el respaldo de los fondos Next Generation de la Unión Europea”, explica Maarten de Wit, socio de Communications, Media & Techonolgy de Oliver Wyman. En los últimos meses, distintos fondos de inversión han tomado participaciones en los vehículos de despliegue en fibra creados por compañías como Telefónica, Orange, Telecom Italia, KPN, Altice, Tele Columbus y Telia, entre otros.

Maarten de Wit espera que, para 2030, el apagón de las redes de cobre estará en pleno apogeo. En España, el apagón del cobre llegará antes. La intención de Telefónica es que se produzca a partir de 2024, año en el que la compañía celebra su centenario.

Otros servicios

Más allá del mero despliegue de las redes de fibra, servicios como la conexión o el mantenimiento, entre otros, supondrán hasta un 60% del gasto externo de las compañías de telecomunicaciones, siendo actividades que crecerán a una tasa anual entre el 15% y el 20% entre 2020 y 2025.

La consultora cree que, para los operadores de telecomunicaciones, el despliegue de redes de fibra dará lugar a un importante cambio de estrategia. En la actualidad, la mayoría emplean a miles de ingenieros para garantizar el correcto funcionamiento de la red, instalar nuevos servicios en las instalaciones de los clientes o realizar cambios en los existentes. Si bien parte de este trabajo ya está externalizado se espera que, en el futuro, el despliegue de la FTTH desencadene un mayor índice de subcontrataciones en un intento de los operadores por mantener organizaciones ágiles y eficientes. Así, se prevé que más del 80% del mantenimiento de la red será ejecutado por socios de servicios de red externos en 2030.

De esta manera, las empresas tradicionales de despliegue y mantenimiento de FTTH se convertirán en socios de servicios de red integrales que establecerán relaciones a largo plazo con las telecos.

En este contexto, la consultora estima que, para 2030, las empresas de despliegue de fibra tendrán una oportunidad de mercado de 8.000 millones de euros en conexión, mantenimiento y reparación. “Este rápido crecimiento y su sostenibilidad a largo plazo, podría implicar valoraciones para este tipo de empresas de hasta 11 veces su Ebitda actual”, dice.

El fin del ADSL: solo el 8% de los clientes utiliza esta tecnología

Migración. El despliegue de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) masivo y ya consolidado en España ha provocado una migración casi total de los usuarios hacia esta tecnología de nueva generación de acceso a internet. En la actualidad, 12,53 millones de los 16,08 millones de líneas de banda ancha fija que hay en España utilizan fibra óptica, es decir, prácticamente el 80% del total de los usuarios.

ADSL. Por el contrario, el ADSL que utiliza los tradicionales cables de cobre apenas ronda el 8% de los usuarios de banda ancha, tras un imparable declive en el último lustro. Al cierre de octubre, apenas 1,33 millones de líneas de banda ancha activa estaban basadas en la tecnología del ADSL, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC).

Cable. La tecnología HFC, clásica de los operadores de cable, también ha continuado perdiendo posiciones en el mercado español, ante la modernización de las redes realizada por las cableras, entre las que figura MásMóvil, que tiene entre sus planes estratégicos la migración a la fibra de las líneas de HFC de Euskaltel, Telecable y R, adquiridas en 2021. Al cierre de octubre, había en España 1,96 millones de líneas de HFC, frente a los 2,18 millones registrados un año antes. El resto de tecnologías apenas sumaban 248.514 líneas, según la autoridad reguladora.

Normas
Entra en El País para participar