Banca

El Banco de España saca los colores a las firmas que financian la compra de autos

En un análisis que ha realizado encuentra "debilidades en el cumplimiento de determinadas obligaciones en materia de trasparencia y protección a la clientela"

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España

La financiación  para la compra o alquiler de automóviles, la pata más sustanciosa del crédito al consumo, no es todo lo transparente que seria deseable. Esa es una de las principales conclusiones de un análisis que acaba de publicar el Banco de España.

El organismo que dirige Pablo Hernández de Cos ha desarrollado una actuación supervisora transversal, dirigida a una muestra representativa de las entidades más activas en la comercialización de crédito al consumo para la compra de automóviles.

Su objetivo es examinar las prácticas habituales, los procedimientos y controles internos en relación con esta actividad, así como valorar el grado de cumplimiento de las obligaciones contenidas en la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, entre otras normas, según explica el propio supervisor nacional.

Como resultado de este examen, la valoración supervisora "ha evidenciado la existencia de debilidades en el cumplimiento de determinadas obligaciones en materia de trasparencia y protección a la clientela en relación con la financiación para la adquisición de automóviles", explica el Banco de España.

Ante ello, el supervisor ha remitido escritos a las 14 entidades analizadas, con diversos requerimientos y recomendaciones con objeto de que subsanen las debilidades detectadas.

En el examen realizado se ha prestado especial atención a los siguientes aspectos:

El contenido de la información precontractual y el modo en que se facilita dicha información a los clientes.

La adecuación de la información precontractual en los casos en que se comercializan seguros y otros productos o servicios accesorios vinculados a la concesión de este tipo de créditos, o cuando se ofrecen descuentos en el precio de adquisición del vehículo.

La información contractual y los derechos de la clientela en relación con los contratos de crédito.

La coincidencia de la información precontractual con la contractual.  La concesión responsable de los préstamos.

La información periódica que se facilita al cliente sobre los productos y servicios contratados, incluida la relacionada con las liquidaciones periódicas y sus eventuales moras.

La gobernanza de los productos de financiación ofertados, evaluando especialmente la idoneidad del diseño y comercialización de estos productos; y las funciones desarrolladas por los intermediarios de crédito.

La actuación dirigida al crédito al consumo para la adquisición de automóviles se enmarca en el análisis que el Banco de España lleva a cabo regularmente sobre el cumplimiento de determinadas obligaciones de la normativa de transparencia y protección de la clientela bancaria. 

Normas
Entra en El País para participar