Telefónica prevé un ahorro anual de 230 millones con el plan de bajas voluntarias

El impacto del plan, de 1.500 millones, se contabilizará en el cuarto trimestre

Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.
Emilio Gayo, presidente de Telefónica España.

Telefónica España ha firmado hoy el Pacto Social por el Empleo respaldado por los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, cuyo resultado ha sido de 24 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones. En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la operadora indica que el pacto contempla asimismo un Plan de Suspensión Individual (PSI) del empleo voluntario.

La operadora explica que el valor actual del gasto del plan dependerá del grado de aceptación, si bien se estima que cerca de 2.700 empleados se adhieran al mismo, lo que lo situaría en el entorno de los 1.500 millones de euros, antes de impuestos. El número total de posibles solicitantes de acerca a las 3.000 personas, de tal forma que, si se apuntasen todas, el gasto rondaría los 1.600 millones.

La compañía ha precisado que el impacto del citado plan se contabilizará en el cuarto trimestre de este año.

Según Telefónica, los ahorros anuales promedio de gastos directos se estiman por encima de los 230 millones de euros a partir de 2023. “En cualquier caso, el impacto en generación de caja será positivo desde 2022 al igual que la captura de ahorros, ya que la salida de empleados se prevé tenga lugar durante el primer trimestre de 2022”, dice la compañía.

Al plan podrán adherirse los trabajadores que cumplan 55 años o más en 2022 y tengan una antigüedad superior a 15 años. “Siendo ese el público objetivo, se han establecido porcentajes máximos de adhesión que difieren según las áreas y que se han fijado atendiendo al excedente funcional justificado en base a palancas de negocio”, dice la teleco.

Normas
Entra en El País para participar