Banca

CCOO expresa a Gortázar (CaixaBank) el "temor" de los trabajadores de ser "vendidos a un banco europeo"

El sindicato afirma en una carta que los responsables de la entidad "están consiguiendo el descrédito de CaixaBank, cobrando magníficos sueldos, con una política de beneficios a corto plazo".

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank

El sindicato CCOO ha transmitido al consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, el "temor" de los trabajadores de ser "vendidos a un banco europeo".

En una carta abierta al CEO de la entidad con origen catalán, el sindicato señala que la entidad "funcionaba bien, con prestigio y reputación, gracias al trabajo de una magnífica plantilla".

Sin embargo, afirma que los responsables de la entidad "están consiguiendo el descrédito de CaixaBank, cobrando magníficos sueldos, con una política de beneficios a corto plazo".

Además, asegura, que "por desgracia" para los trabajadores, estos responsables "en el medio plazo solo aspiran a otra fusión" en la que el sindicato "teme" que el papel de estos empleados sea el de "ser vendidos a un banco europeo".

CCOO señala a Gortázar que el objetivo de esta carta es "hacerle partícipe de la situación" de la plantilla de la entidad, que se "ha agravado en los últimos meses".

El sindicato ha denunciado que, pocos días después de conocerse la fusión, las personas que trabajan en CaixaBank "viven en un desasosiego permanente" y que el inicio y desarrollo de la negociación laboral "se convirtió en la etapa más negra de su vida en la empresa para la mayoría
de esas personas trabajadoras".

Sin embargo, resalta la "decidida actuación de la plantilla", que incluyo dos paros parciales y dos jornadas de huelga, frente a la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aplicado en la entidad.

Asimismo, ha indicado que, tras la integración informática, los trabajadores "no tienen las herramientas necesarias para afrontar esta nueva etapa porque les han cambiado la forma de trabajar, porque han de ayudar a integrarse a quienes desconocen esa tecnología nueva para ellos, porque han de enfrentarse a los enfados de la clientela a los que se les ha cambiado la forma de relacionarse con su banco de un día para otro", una situación que supone "la gota que colma el vaso".

Igualmente, CCOO señala que durante la negociación propuso escalonar las salidas "para evitar el caos que hoy se vive en las oficinas".

"Desde CCOO les decimos que las cosas deben hacerse de otra manera, se lo dijimos en la junta general de accionistas, durante la negociación, y volvemos a insistir. Respeten y apoyen a la plantilla, que es quien aporta valor a la empresa", concluye el sindicato.

Normas
Entra en El País para participar