Telecos

Ardian busca coinversores para completar la compra de Adamo

El fondo espera reducir la factura de la compa, de unos 1.000 millones

Un operador de Adamo.
Un operador de Adamo.

Ardian trata de aprovechar el elevado apetito de los fondos por la fibra óptica. El fondo francés trabaja por sumar coinversores a la compra de la teleco Adamo que pactó con EQT por en torno a los 1.000 millones de euros, según indican fuentes financieras. Y cerrar la operación antes de fin de año.

La división de infraestructuras de Ardian se alzó como ganador en una de las operaciones del año. La venta de Adamo, la teleco líder en fibra hasta el hogar (FTTH) en España de acceso abierto, centrada en zonas rurales de España. El fondo que pilota en España Juan Angoitia se impuso en una competida puja, organizada por UBS, a Onivia (participado por Macquarie), Infravia, GI Partners y Lyntia.

El elevado apetito del mercado elevó el precio de la operación por encima de los 800 millones a los que se tasó la compañía en un principio. Y también disparó la valoración de la firma, por encima de las 20 veces ebitda, según indican fuentes del sector. La compañía cuenta con alrededor de 250.000 clientes minoristas y mayoristas y una plantilla de unos 300 trabajadores. Da servicio a unos 600 municipios y 14 Comunidades Autónomas.

El objetivo ahora de Ardian, que pretende completar la operación durante el primer trimestre del próximo año, es reducir la elevada factura a pagar al fondo. Para ello ha emprendido la búsqueda entre sus propios inversores, pero también entre fondos especializados en coinversiones, de otros fondos que adquieran una participación minoritaria en la teleco. Ardian permitirá además a estos inversores aprovecharse de una de sus inversiones clave en España y, en el momento de la venta de la compañía, vender sus acciones al mismo precio que el accionista mayoritario.

Las fuentes consultadas apuntan al alto apetito que han mostrado los fondos invitados por Ardian al proceso. Por el momento, el equipo directivo de Adamo –comandado por sus fundadores, Fredrik Gillström y Xavier Viladegut– ya ha afirmado que reinvertirá su participación. Se mantendrá tanto como accionistas minoritarios como al frente del día a día de la compañía.

Planes de crecimiento

Ardian adquiere Adamo con una deuda de 600 millones que la compañía firmó en julio con carácter sostenible. La transacción fue liderada por ING, banco al que han acompañado ABN Amro, Société Générale, Sumitomo Mitsui Banking Corporation (SMBC), Kommunalkredit Austria, el holandés NIBC y el también austriaco Raiffeisen. Pese a que el propio ING fue contratado para diseñar la nueva financiación para la operación, Ardian ha decidido no recurrir a deuda para ello y utilizar solo sus fondos propios.

EQT adquirió Adamo en 2017 en una de sus primeras operaciones en España. Después se ha hecho también con Parques Reunidos, Idealista o Solarpack, entre otros. Bajo su batura y junto a sus fundadores la compañía ha pasado de atender a 100.000 hogares, principalmente en la región de Cataluña, a dar cobertura a 1,8 millones de hogares en todo el territorio nacional. Para ello se ha centrado en el crecimiento orgánico con el despliegue de nuevas redes de fibra, que se completa con adquisiciones en el sector. También ha pasado de un modelo de negocio orientado en el cliente minorista a una plataforma que da acceso a 4 de los cinco grandes operadores nacionales.

Los planes de Ardian para esta compañía se centran en alcanzar los 3,2 millones de hogares y a ampliar su red principal a más de 11.000 kilómetros. Su estrategia se basa en desplegar su red en zonas rurales donde prácticamente no hay acceso a Internet de alta velocidad, contribuyendo con sus servicios a reducir la brecha digital.

Normas
Entra en El País para participar