Valor a examen

Siemens Gamesa sufre en Bolsa presa de la inflación

El alza del precio del acero y los problemas de suministro están dañando sus márgenes. Los analistas prevén un 2022 complicado, si bien el consejo mayoritario es de mantener

Un trabajador repasa una instalación de Siemens Gamesa en el puerto de Hamburgo.
Un trabajador repasa una instalación de Siemens Gamesa en el puerto de Hamburgo. GettyImages

Siemens Gamesa ha pasado de estar en el podio de los ganadores del Ibex en 2020 a postularse como el peor de 2021, con un descenso que ronda el 40%. Arrancó el año marcando máximo histórico en 38,48 euros, que alcanzaba tras un rally que había iniciado al comienzo de la pandemia, y que le llevó a ganar en este tiempo el 248%. Pero desde el récord ha mostrado una debilidad persistente. ¿Qué ha hecho que el viento gire en su contra?

En 2020 las renovables se convirtieron en El Dorado de la inversión ante las expectativas de crecimiento y frente a la incertidumbre que rodeaba la mayoría de los sectores de la Bolsa española por la crisis sanitaria. El presente ejercicio, enfocado en la recuperación, propició una rotación hacia los valores más castigados, al tiempo que se sopesaba una posible burbuja en las renovables. Además, la subida del precio de las materias primas, en especial del acero, y los problemas de suministro añadieron más presión y están dañando el margen de negocio de Siemens Gamesa, con un fuerte componente industrial pese a su perfil de empresa proveedora para las energías renovables.

La compañía realizó un profit warning el pasado verano y su competidora danesa Vestas el 3 de noviembre, provocando un tsunami en los fabricantes de turbinas en esa jornada: Siemens Gamesa perdió el 11,8%; Vestas, el 18%, y Nordex, el 10,8%.

Finalmente, Siemens Gamesa ha proyectado para 2022 un descenso en las ventas entre el 2% y el 7%, aunque a medio plazo mantiene el objetivo de consolidar un margen ebit del 8% al 10% entre 2024 y 2025.

Los analistas han comenzado a poner sobre los números todas las tensiones surgidas. En este momento, la mayoría opta por mantener el valor (un 52% sobre el total recogido por Bloomberg), aunque los consejos de venta llegan al 33% frente al 15% que se inclinan por la compra.
El precio objetivo medio, de 22,85 euros, otorga un potencial a las acciones superior al 10%. Morningstar estima en cambio que su valor razonable está en 18,5 euros “dada la cartera de pedidos a largo plazo del grupo”.

Credit Suisse espera que los problemas en la cadena de suministro y el aumento del precio de las materias primas presionen a Siemens Gamesa todo su ejercicio fiscal (que comenzó en octubre de 2021 y finaliza en septiembre de 2022), suponiendo un impacto de 400 millones.

El banco suizo también observa con preocupación el retraso en la comercialización a nivel mundial de la nueva plataforma onshore G5X, la más potente; “por tanto, asumimos que el negocio de la energía eólica terrestre estará por debajo del umbral de rentabilidad hasta septiembre de 2025”, señala. Los analistas sitúan el segmento offshore (instalaciones en el mar), como el de mayor crecimiento, y el área con márgenes más atractivos y periodos de entrega más largos, “lo que permite reducir los costes”, explican. Credit Suisse tiene una posición neutral con el valor, pero lo prefiere frente a Vestas o Orsted, cuyas recomendaciones tiene en infraponderar.

Citi también es neutral con Siemens Gamesa. “El free cash flow de 2021 fue sólido y presenta una liquidez saludable; pero 2022 traerá vientos en contra”, aventura la firma. Los principales problemas que describe la entidad están relacionados con el encarecimiento de las materias primas. “El precio y la productividad lo compensarán, pero no aumenta la rentabilidad”, dice. Para Citi “serán claves los costes del transporte”. “Los comentarios de la empresa parecen implicar una previsión de alguna mejora en el segundo semestre fiscal. Si bien, la situación logística es excepcionalmente difícil en la actualidad, la visibilidad de una mejora es baja”, advierte.

Ángel Pérez, de Renta 4, reitera en su último informe sobre Siemens Gamesa “prudencia en el valor,” ya que está rodeado de “diversos riesgos que podrían afectar al negocio de aerogeneradores”. Además de los problemas de precios y suministros, el experto añade “la delicada situación del negocio en la India y los retrasos que se están produciendo en la entrega de aerogeneradores en Brasil por la pandemia”.

Normas
Entra en El País para participar