Nuevos iPhone 13 Pro con recubrimiento antibalas.
Nuevos iPhone 13 Pro con recubrimiento antibalas.

Estos iPhone 13 Pro con fundas especiales son capaces de detener balas, ¿cómo?

Caviar ha sido la responsable del desarrollo.

Los fabricantes de móviles diseñan sus teléfonos para ser lo más resistentes posibles (o eso queremos pensar), lo que incluye caídas desde ciertas alturas, el polvo, los líquidos o la inmersión en agua durante una serie de minutos a un máximo de metros de profundidad. Aunque hasta ahora, a nadie le había preocupado si nuestro teléfono era capaz de detener una bala para salvarnos la vida.

Y eso es precisamente lo que ha desarrollado Caviar, una firma de lujo que todos los años suele vestir de otro los teléfonos de Apple a precios de auténtico escándalo. Ahora, tras el primer modelo de diciembre de 2020, inspirado en los iPhone 12 Pro, le toca el turno a los dispositivos de este año que vuelven a recubrirse con los materiales más resistentes para impedir que una bala acabe impactando en su dueño. Todo un sacrificio.

Llega la segunda generación

Lo que ha hecho Caviar no es otra cosa que anunciar el lanzamiento de toda una gama de modelos de iPhone 13 Pro personalizados con esa carcasa Stealth 2.0 que, además, incorpora toda una serie de medidas de seguridad alrededor de la cámaras, que son ciegas por completo en la parte posterior y también, según indica el fabricante, en el frontal. ¿Tal vez para impedir que nadie pueda tomar el control de ellas o que use Face Id con fines oscuros? De todas formas, también ofrecen el modelo Titanium que sí deja ver los tres sensores del smartphone.

Lo que es evidente es que un producto como este Stealth 2.0 de Caviar va enfocado a un usuario muy concreto, que quiere protegerse y contempla entre sus posibles incidentes diarios que alguien les pegue un tiro y, con suerte, la bala impacte en el teléfono para evitar males mayores. Porque ese es el objetivo último de este modelo personalizado: proteger la vida del dueño por encima de la del móvil que, por lo visto en el vídeo que tenéis justo encima, no es que salga muy bien parado precisamente.

Como es costumbre en la firma no son muchas las unidades disponibles para comprar con esta protección antibalas ya que se van a fabricar únicamente 99 unidades. En el caso del iPhone 13 Pro con 128GB de almacenamiento esa protección antibalas nos va a costar unos 5.650 euros, mientras que el iPhone 13 Pro Max con 1TB alcanza la cantidad de 7.100. A eso debéis sumar los costes de aranceles y aduanas, lo que va a encarecer sensiblemente la factura.

Normas
Entra en El País para participar