Reino Unido afirma que la compra de las torres de Hutchison por Cellnex afecta a la competencia

El grupo español señala que negociará las posibles condiciones para obtener la aprobación

Reino Unido afirma que la compra de las torres de Hutchison por Cellnex afecta a la competencia

La Autoridad de la Competencia y los Mercados (CMA) de Reino Unido ha señalado hoy que la compra de las torres de telecomunicaciones de Hutchison por parte de Cellnex afectará a la competencia en el segmento de infraestructuras y podría suponer un aumento de los precios.

En un comunicado, señala que, en la investigación abierta sobre la operación, podría provocar un impacto significativo sobre la competencia. Según la CMA, la venta de este negocio a Cellnex, más que a otro comprador alternativo, podría frenar la aparición de un tercer operador nacional, dejando un duopolio, en el que Cellnex y CTIL, participada al 50% por Telefónica y Vantage Towers (filial de Vodafone), tendrían una cuota del 90% en este mercado. “Esto podría reducir la competencia en el mercado de infraestructuras, y en unas negociaciones de futuros contratos con los operadores, podría generarse un aumento de los precios”, dice la CMA.

“Como resultado, la CMA concluye provisionalmente que la venta de los activos de Hutchison a Cellnex, más que un comprador alternativo, podría generar una reducción de la competencia. La CMA está preocupada porque podría dar como resultados un aumento de los precios, y una reducción de la calidad de los servicios de los operadores móviles, con un impacto para los usuarios de Reino Unido”, dice.

La autoridad de la competencia está invitando a las partes a que presenten sus alegaciones antes del 14 de enero de 2022, para la notificación de posibles condiciones, antes de la decisión final sobre la operación, que tendrá lugar el 7 de marzo.

En un comunicado posterior, Cellnex señala que está revisando estas conclusiones provisionales y trabajará conjuntamente con la CMA en respuesta a la noticicación de la autoridad de la competencia sobre las posibles condiciones que la compañía estaría en condiciones de plantear para que se tomen en consideración por el regulador.

“Nos encontramos ante una operación marcadamente pro-competitiva que promoverá claros incentivos para desbloquear, mejorar y extender la cobertura móvil, incluyendo el despliegue del 5G, en todo el Reino Unido, y por ello la compañía seguirá colaborando con la CMA para clarificar y atender las dudas e incertidumbres que puedan plantearse cara a la decisión final prevista para el 7 de marzo de 2022”, dice el grupo español.

La empresa todavía cree que puede ofrecer unas condiciones que puedan ser aceptadas por la CMA. Un freno a la transacción afectaría a sus planes de expansión en Reino Unido, aunque también a Hutchison, que prevé destinar los ingresos de la venta de estos activos al despliegue de 5G en Reino Unido.

Cellnex alcanzó un acuerdo en noviembre de 2020 para la compra de las infraestructuras pasivas de Hutchison en seis países europeos por un total de 10.000 millones de euros, la mayor transacción realizada por la empresa española. La operación se articuló en compras separadas para evitar que el parón en alguno de los países frenara al resto. Hasta ahora, Cellnex ha logrado cerrar la compra en cinco de estos mercados, Austria, Dinamarca, Irlanda, Italia y Suecia.

Igualmente, no sería la primera operación en la que Cellnex recibe el visto bueno bajo los requerimientos para cumplir una serie condiciones. En Francia, la compañía se comprometió a desinvertir aproximadamente 3.200 emplazamientos urbanos tras la compra de Hivory, tal y como establecieron los reguladores galos en octubre pasado. Cellnex tendrá un periodo de hasta 30 meses para ejecutar la desinversión.

La compañía que dirige Tobías Martínez ya reconoció en el momento del anuncio de la operación que la compra de las torres de Hutchison en el mercado británico se podría retrasar hasta principios de 2022, como consecuencia de un análisis en mayor profundidad por parte de las autoridades de la competencia. De hecho, advirtió de que la ampliación de capital prevista para financiar esta adquisición se retrasaría hasta la obtención del visto bueno.

Normas
Entra en El País para participar