La compra de vivienda en 2021 amenaza con pulverizar las cifras de la última década

Los notarios y el INE muestran que ya se han superado los datos de 2020

Se rebasarán los números de 2008 en adelante si este ritmo continúa

La compra de vivienda en 2021 amenaza con pulverizar las cifras de la última década pulsa en la foto

La compraventa de vivienda en España avanza a paso firme y decidido, tanto que si el ritmo de operaciones registrado durante los últimos meses se mantiene estable en la recta final del 2021 se pulverizarán las cifras anotadas en cada cierre del año a lo largo de la última década. Por el momento, y a falta de los datos de cierre del cuarto trimestre, entre enero y octubre ya se han superado los números registrados en todo el año 2020, indudablemente marcado por la crisis sanitaria y económica y por los efectos de las restricciones en el mercado inmobiliario. Más allá del año atípico del Covid-19, si la tendencia continúa estable también se superarán con creces los números de los ejercicios previos a la pandemia.

Según los datos oficiales dados a conocer el viernes por el Consejo General del Notariado (CGN), en el mes de octubre se registraron casi 57.000 transacciones en España, un aumento anual del 14,4%. En el acumulado del año hasta el décimo mes, la cifra total suma ya 539.559 operaciones, una cantidad que supera con creces las 490.000 firmadas en todo 2020 y que roza, a falta de sumar los datos de noviembre y diciembre, las de 2018 y 2019, las más elevadas de los últimos 10 años.

Tal y como recuerda María Teresa Barea, portavoz del CGN, entre enero y octubre se han firmado una media de 53.000 transacciones por mes, por lo que si esta tasa se mantiene, cifra arriba, cifra abajo, “todo hace indicar que el año 2021 superará las 630.000 operaciones”. Un número de tal envergadura no tiene parangón en la mayor parte de la serie histórica. De hecho, solo se vería rebasado por las más 850.000 firmas registradas en el año 2007 por los notarios, inmediatamente antes del estallido de la crisis.

Según detalla Barea, buena parte del volumen de ventas de los últimos meses se debe a la demanda embalsada del periodo más duro de la crisis sanitaria, con un rebote de todas las operaciones que se paralizaron temporalmente. Sin embargo, añade, “ya han pasado varios meses desde entonces, por lo que también hay que valorar otras causas que hacen que el número de operaciones siga en cotas tan altas”. El crédito hipotecario y las condiciones de la banca en la concesión de los préstamos, así como los cambios en las preferencias de compra y de inversión, explicarían la otra parte del alza, señala Barea, que confirma que todo lleva a pensar que la actividad continuará con el dinamismo actual.

Los datos de los notarios dibujan una tendencia de mejora clara que sitúa al año 2021 como el ejercicio récord de la última década. Sin embargo, en términos absolutos, distan de los que da a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE), que suele rebajar en decenas de miles las cantidades cerradas de cada ejercicio. Sirva como ejemplo el propio año 2020, en el que el INE cifró el número de operaciones en las 420.200, casi 70.000 menos que el total que defienden los notarios.

Con todo, los datos del INE muestran una tendencia general muy similar a la del Consejo General del Notariado. Por ahora, Estadística solo ha dado a conocer los números de enero a septiembre –los de octubre se publicarán este próximo lunes–, sumando un acumulado de 421.200 operaciones en lo que va de ejercicio. Teniendo en cuenta que en los nueve primeros meses analizados, según los datos oficiales del INE, se han cerrado unas 47.000 transacciones por periodo, la tendencia indica que al cierre del año se habrán registrado más de 560.000 compraventas. Al igual que sucedía en el caso de los notarios, esta cifra volvería a ser inédita y superaría todos los registros de la última década. De nuevo, el máximo histórico se encontraría en el inalcanzable año 2007, antes de la crisis financiera.

Este ritmo de compraventas, según ha alertado recientemente el Banco de España, podría provocar un encarecimiento de precios debido a que la oferta de inmuebles se mueve a velocidades más bajas. El supervisor, eso sí, ha descartado por ahora la formación de una nueva burbuja.

Subidas de precio

Aunque los notarios y el INE ofrecen diferentes datos y los publican con cierto decalaje entre sí, coinciden a la hora de afirmar que el precio de la vivienda continúa subiendo. Según los datos de Estadística publicados también el viernes, el valor de la vivienda continuó avanzando entre julio y septiembre y se encareció un 4,2% respecto al mismo periodo de 2020, lo que supone la tasa más alta desde el tercer trimestre de 2019 y el regreso al nivel prepandemia. La obra nueva y la de segunda mano tiraron de los precios al alza prácticamente al mismo ritmo, con un aumento del 4,3% y del 4,1%, respectivamente.

Por su parte, la estadística notarial, esta vez basada en los datos de octubre, recogió un encarecimiento del precio medio del metro cuadrado del 7,9% interanual, con un mayor peso del coste de las viviendas unifamiliares.

Ley de vivienda

El Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos aprobará la futura ley de vivienda, cuyo anteproyecto ya fue validado por el Consejo de Ministros, antes de que acabe el año. Así, el texto volverá a las reuniones semanales que mantiene el Ejecutivo antes de que finalice 2021, una vez que se hayan incorporado algunas de las observaciones sugeridas durante la etapa de información pública, ya concluida. Según detalló el viernes la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, la ley es “histórica”, por lo que se está buscando “el mayor consenso posible” para su trámite parlamentario.

Raquel Sánchez, en su comparecencia tras el Consejo de Ministros, evitó la polémica con la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, quien aseguró el mismo día que la citada ley puede ir “más allá” de lo fijado en el anteproyecto del Gobierno. “Siempre se puede ir más allá y la tramitación parlamentaria tiene que servir para mejorar la ley de vivienda y para llegar donde no hemos sido capaces de llegar desde el Gobierno”, defendió la representante del socio minoritario del Ejecutivo.

Normas
Entra en El País para participar