Telecos

Antin lanzará en enero la venta de Lyntia por más de 3.000 millones

Deutsche Bank y UBS pilotarán la operación

Antin lanzará en enero la venta de Lyntia por más de 3.000 millones

Antin ya está preparando la gran operación española en el mercado de las telecomunicaciones para el año que viene. El fondo francés espera lanzar la venta de su red de fibra Lyntia, según indican fuentes financieras. Espera ofertas por encima de los 3.000 millones de euros.

El fondo francés construyó este gigante de la fibra óptica sobre los cimientos de la división de Ufinet en España, el antiguo negocio de telecomunicaciones de Gas Natural. Lo adquirió a Cinven, que se quedó con la parte latinoamericana, en 2018. La operación valoraba a toda la firma en 2.000 millones.

En estos años Antin ha desplegado una intensa campaña de compras para hacer crecer a su activo estrella en España. Adquirió en 2019 las redes de fibra oscura de Iberdrola por 260 millones, con la condición, impuesta por la CNMC, de prorrogar sus contratos vigentes durante 10 años y garantizar el acceso a la red durante 5 años. También se hizo con las redes de Endesa y firmó un acuerdo para el uso de redes de MasMovil.

Actualmente, Lyntia cuenta con una red de fibra óptica de 41.845 kilómetros., que da servicio a unos 60.000 edificios de 2.700 poblaciones. Cuenta también con más de 260.000 accesos a hogares y tiene en despliegue otros 360.000 más.

Antin espera ahora maximizar el valor de esta intensa estrategia de adquisiciones, conocida en el argot financiero como buy and build. Para ello ha contratado a los bancos de inversión Deutsche Bank y UBS. Los planes del fondo pasan por lanzar la operación tras las navidades y distribuir el cuaderno de venta entre los potenciales interesados a partir de enero.

Los planes de Antin pasan por obtener, al menos, 3.000 millones de euros. Para ello barajan dos opciones. La primera es vender toda la compañía como un solo bloque. La segunda es, por su gran tamaño, dividir la compañía en dos: por un lado la red de fibra oscura y, por el otro, el negocio de accesos a hogares.

En su favor juega el apetito voraz del mercado por los activos de fibra óptica. Actualmente Red Eléctrica ultima la venta de una participación minoritaria en su propia red, Reintel, en un proceso que pilotan Barclays y UBS. Unos meses antes Ardian se alzó como ganador en la puja por hacerse con el operador de fibra óptica Adamo, la teleco rural que estaba en manos de EQT, por unos 1.000 millones.

En el aire queda si se materializará la intención confesada por Telefónica de poner también en valor su red de fibra en España, que puede valer hasta 10.000 millones, con la venta de una minoría. Ya ha ensayado soluciones similares con fondos de inversión en Alemania, Chile o Brasil.

Paralelamente a las vicisitudes de la red española, Cinven decidió retener la parte latinoamericana en su nuevo fondo. Sobre este negocio pesa una opción que compra de Enel, que expira este año y valora esta red en 2.000 millones. A apenas semanas de que la eléctrica italiana tome una decisión, todo apunta a que decidirá retener esta joya de las telecomunicaciones a un precio muy competitivo. Podrá después retener un tiempo el activo o lanzar inmediatamente su venta para tratar de monetizar las plusvalías y aprovechar el buen momento del mercado.

Ingresos por 146 millones en 2020

Lyntia ingresó en 2020, el último ejercicio con sus cuentas depositadas ante el Registro Mercantil, 146,59 millones, un 50% más que los registrados en el mismo periodo del año anterior. Poco más del 50% del negocio corresponde con la cesión de infraestructuras de fibra óptica, si bien los servicios de capacidad (26%) y los accesos a hogares (10,5%) son las divisiones que más han crecido.

A cierre de 2020, la compañía contaba con una deuda financiera por 643 millones. Este se corresponde con un préstamo concedido por ING en 2018 y refinanciado en 2020, que paga un tipo de interés formado por el euríbor a tres meses más un diferencial del 2,25%. Vence en 2025.

Normas
Entra en El País para participar