Inmobiliario

Barcelona supera a Madrid como principal destino de la inversión inmobiliaria

El volumen de compraventas mejora un 33% en 2021 y cerrará con 10.500 millones en compras

Inversión inmobiliaria Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La inversión inmobiliaria mejora claramente en el año posterior al inicio de la pandemia de Covid-19. 2021 cerrará con 10.500 millones de euros en transacciones, un 33% más que en el ejercicio anterior, según datos de Cushman & Wakefield (C&W).

Esa cifra vuelve a la senda previa a la aparición de la pandemia, ya que en 2019 se cerraron operaciones por valor de 11.670 millones. La cifra de inversión se mantiene en la tendencia elevada surgida a partir de 2015, cuando entró con fuerza el capital internacional y de las socimis en un sector en recuperación.

Por ciudades, Barcelona se convierte en el destino favorito de los inversores, concentrando un volumen 2.974 millones, según la previsión de C&W, lo que significa un aumento del 110% interanual. Por su parte, Madrid cierra 2.063 millones, un 38% menos que un año antes. Desde 2013, la capital catalana no superaba a la capital de España en transacciones.

El sector que más recursos capta para transacciones en España es el residencial, con el 26% del total, en operaciones de inversores que buscan por ejemplo edificios y proyectos de vivienda en alquiler. Le siguen oficinas (25%), el segmento industrial y logístico (21%), hotelero (18%) y retail (10%). Otro año más, los locales y centros comerciales es el sector que menos interés muestra a los compradores, lo que se viene repitiendo en los últimos ejercicios por el auge del comercio electrónico y, acelerado desde 2020 por la pandemia.

El perfil inversor coincide con el que dominaba el mercado antes del Covid. El comprador extranjero sigue copando la inversión, ya que protagoniza más del 70% del volumen de transacciones, aunque respecto al año pasado el nacional ha ganado algo de protagonismo.

El tirón de la capital catalana proviene sobre todo por las operaciones en el sector de oficinas, concretamente gracias al interés que ha surgido en el distrito 22@ por edificios y nuevos proyectos. En el segmento de oficinas, Barcelona cierra el año con operaciones por 1.995 millones. Esta cifra es la mayor en la ciudad desde 2007.

Por su parte, el mercado de oficinas en Madrid termina con unas cifras de 665 millones, menos de la mitad del pasado ejercicio. "Este descenso en las cifras de volúmenes de inversión en Madrid no se encuentra motivado por una falta de interés o confianza. Existe una liquidez para entrar al mercado de oficinas de la capital similar o incluso superior a la de 2019, sin embargo, se ha acentuado la tendencia que se venía experimentando desde 2019, en cuanto a escasez de producto", según un comunicado de C&W remitido este viernes.

"El sector logístico, por su parte, es el que más cambios registró desde el mes de marzo de 2020, teniendo a su favor una demanda robusta, liquidez y rentabilidades muy atractivas, y convirtiendo el producto logístico en objetivo de los principales fondos internacionales en ubicaciones clave en el área de Madrid principalmente", se apunta desde esta consultora inmobiliaria.

Cushman & Wakefield ha hecho públicas estas cifras a tres semanas de acabar el año, teniendo en cuenta que podría variar ligeramente dependiendo del momento de la firma de las operaciones que están en curso. Esta consultora ha asesorado este año operaciones como la venta de Sea Towers, situada en el 22@, en junio de este año, por 185 millones; y del edificio del 22@ One Parc Central, en marzo, por 128 millones. También participó en las operaciones de compraventa de Diagonal 123 por 55 millones; y del edificio Parc Cugat por 27 millones.

"Las buenas cifras de inversión en el sector inmobiliario en España son un reflejo de lo que está pasando en el resto de Europa", se explica desde la consultora.

Normas
Entra en El País para participar