Tecnología de la salud

Ubikare, la start up sanitaria participada por Mutua, llega a Madrid

El auge de la demanda de servicios asistenciales impulsa el crecimiento geográfico de la empresa vasca, en la que Mutua tiene un 16% del capital

Trabajadora de Ubikare
Trabajadora de Ubikare

El envejecimiento progresivo de la población, junto a la caída de la natalidad, ha provocado el auge del sector de empresas que prestan servicios asistenciales a domicilio. Incluso en pandemia, y a pesar del miedo inicial al contagio, este sector ha mantenido un ritmo considerable de crecimiento. Consciente de la demanda, y dentro de su estrategia de apostar por negocios en el ámbito de la salud, Mutua Madrileña anunció hace unos meses la entrada en la compañía de cuidado de mayores Ubikare, con sede en el País Vasco, en la que tomó un 16%.

Tras el respaldo de Mutua, Ubikare apuesta ahora por la expansión geográfica como vía de crecimiento. La compañía ofrecerá en Madrid capital y en el resto de la comunidad su catálogo de servicios centrado en el cuidado de mayores en su domicilio, sea cual sea su nivel de dependencia. En su cartera se incluyen desde programas de recuperación de movilidad y autonomía para pacientes sometidos a cirugías o accidentes cardiovasculares, demencias y alzhéimer hasta planes de nutrición o atención psicológica.

Hasta ahora, Ubikare, fundada en 2017, disponía de una red de prestación de servicios en el País Vasco, con actividad en Bizkaia, Álava y Gipuzkoa. En septiembre, Mutua anunció que se convertía en su principal socio estratégico. Los anteriores socios de referencia de Ubikare, Basque SPRI y Elnex 95, ­reinvirtieron en aquella ronda de financiación. Como parte del acuerdo, Mutua Madrileña tiene dos representantes en el consejo de administración de Ubikare.

Ángel Diez, consejero delegado de Ubikare, explica que “Mutua es, sin duda, el socio estratégico que buscábamos, tanto en alineación de objetivos como en compromiso con el cliente”.
Con su apuesta por Ubikare, el grupo Mutua, presidido por Ignacio Garralda, ahonda en su estrategia de diversificación. Uno de los proyectos clave de su plan estratégico 2021-2023 consiste en ampliar la posición de Mutua Madrileña como “proveedor de servicios de salud”, segmento en el que ya está presente en seguros a través de Adeslas, participada por CaixaBank. Diez asegura que un grupo "con su fortaleza y que ostenta el liderazgo en experiencia de usuario" apueste por la empresa "nos impulsa a otro nivel de crecimiento, de competitividad y, por supuesto, de exigencia".

Expansión

En Ubikare, Mutua se comprometió a participar y apoyar la expansión del negocio de la compañía y su diversificación geográfica. Mutua Madrileña apostaba por “adquirir capacidades con alto potencial para desarrollar una oferta de servicios sanitarios y asistenciales diferenciales en un ámbito de negocio en pleno desarrollo y con un amplio potencial”. El grupo puso especial énfasis en el enfoque digital de Ubikare.

La firma vasca se caracteriza por un enfoque centrado en el paciente a través de la digitalización de procesos sanitarios y el tratamiento de los datos y ayuda a las familias para encontrar un cuidador cuando es necesario. Ofrece además todos los cuidados de salud que necesita la familia, con una atención similar a la que pueden recibir en una residencia, pero con la posibilidad de seguir viviendo en su hogar. “Queremos crecer en otras regiones y ampliar nuestra cartera de servicios”, añade Diez. El objetivo es "escalar de manera sostenible nuestro servicio de cuidados y salud en casa" y siempre manteniendo el "compromiso con la excelencia".

Como cada familia tiene una necesidad concreta, la empresa ofrece servicios personalizados para cada caso. Los servicios siempre arrancan con un diagnóstico médico y un plan de servicios, que incluye una evaluación biopsicosocial con el paciente. A través del diagnóstico se obtiene un informe médico y se diseña un plan, en consenso con la familia, para priorizar las intervenciones.
Según datos del Observatorio Sectorial DBK de Informa (filial de Cesce), las empresas que prestan servicios asistenciales a domicilio cerraron el ejercicio 2020 con una facturación total de 1.755 millones de euros, lo que supuso un aumento del 2% respecto al ejercicio previo, en el que su facturación creció un 7,5%. La cancelación de servicios ante el miedo al contagio en los primeros meses de la pandemia se vio compensada en el conjunto del ejercicio por la contratación de nuevas prestaciones a domicilio como sustitución de las residencias para mayores y centros de día.

Algo más de un millón de usuarios, el 66% del total, recibían servicios de teleasistencia, mientras que cerca de 531.000, el 34% restante, eran usuarios de servicios de ayuda a domicilio, según datos recogidos por EP.

Un software propio para el diagnóstico de los pacientes

  • Personalización de servicios. Ubikare cuenta con software médico propio desarrollado para el diagnóstico, planes de cuidados y seguimiento del estado de los pacientes para poder llevar a cabo las intervenciones necesarias basadas en las mejores prácticas asistenciales. Con ese programa se ofrece “una experiencia de usuario personalizada”, según explica la empresa.
  • Investigación. Ubikare ha desarrollado RegCovid-19, herramienta software colaborativa, avalada por SEDAR, que se usa en más de 35 hospitales de forma intensa, para compartir datos sobre la enfermedad abiertamente y en tiempo real.
  • Modelo municipal. GoiOsasunLab se ha creado para diseñar un modelo de gestión socio-sanitaria preventiva escalable y replicable a todo tipo de municipios, pero a la vez adaptable a las características particulares de cada municipio.
Normas
Entra en El País para participar