Inversión

Incode ultima su entrada en España tras captar 196 millones en una ronda liderada por Softbank y General Atlantic

La operación, en la que han participado JP Morgan, Capital One, Coinbase y 50 directores de seguridad de empresas tecnológicas, le dan un valor 1.250 millones de dólares. La startup comercializa una plataforma de autenticación y verificación de identidad

Ricardo Amper, fundador y CEO de Incode.
Ricardo Amper, fundador y CEO de Incode.

Incode, la startup con sede en San Francisco que ofrece una plataforma para poder identificar de manera biométrica a las personas, ha anunciado hoy una ronda de financiación de 220 millones de dólares (más de 195 millones de euros), que sitúa el valor de la compañía en 1.250 millones de dólares, aproximadamente 10 veces más que su marca anterior, lo que la convierte en un nuevo unicornio (empresa que supera los 1.000 millones de valoración). 

La operación, que se produce apenas nueve meses después de que captara otros 25 millones de dólares en marzo, ha sido liderada por General Atlantic y SoftBank, con aportaciones adicionales de importantes instituciones financieras como JP Morgan, Capital One y Coinbase, según cuenta a Cincodias el fundador y CEO de la compañía, Ricardo Amper. La transacción se complementa con SVCI (Silicon Valley CISO Investments), un grupo de más de 50 directores de seguridad de importantes empresas de tecnología. También han participado inversores ya existentes en la compañía como DN Capital, 3L Capital, Framework Ventures y otros. Amper se mantiene como el principal accionista de la compañía. El ejecutivo y el equipo directivo de Incode controlan el 55%.  

"La pandemia por el Covid-19 ha generado una oportunidad masiva para el negocio de la identidad digital, un mercado que se prevé que mueva 60.000 millones de dólares en dos o tres años", apunta Amper. En su opinión, la aceleración en la digitalización de las empresas debido a esta crisis sanitaria y una mayor necesidad de soluciones que mejoren la confianza entre consumidores y empresas en un entorno cada vez más digital ha llevado a estos grupos de inversión a apostar por su compañía.

Según el directivo, la plataforma de Incode que evita los fraudes online. Pero apunta otro hecho relevante: "La identidad está cambiando completamente la forma en que interactuamos con el ordenador. Si piensas en un supermercado hace 60 años tu llegabas, por tu cara te reconocía el dueño de la tienda y tenías una experiencia superpersonalizada, te fiaban pedidos porque había una relación de confianza y hacía que todo fuera mucho más sencillo. Y esa creo que es la gran oportunidad que tiene el mundo de la identidad digital. Al usar tecnologías de inteligencia artificial hace que la seguridad sea  mayor, sea más instantánea y personalizada, lo que va a generar más confianza entre las personas y las empresas, eliminando barreras".

Entre los clientes de Incode, que ya suma un equipo de 120 personas (eran 40 hace una año), están HSBC, Citibank, Banco Sabadell, Telefónica, Grupo Financiero Banorte SAB, Sixt SE, algunas fintech como Ualá, Nubank y Clip, Coernershop, una plataforma de entrega de comida propiedad de Uber, y entidades públicas como el Gobierno de México. La cámara de diputados de este país vota desde su casa utilizando la tecnología de Incode. Igualmente, llevaron a cabo un proyecto con el INE de México, el organismo que da las identidades de los mexicanos.  

Amper explica que destinarán los fondos captados para expandirse a nuevos mercados y para perfeccionar su tecnología, pues quieren invertir en modelos de inteligencia artificial que permitan poder identificar mejor el fraude y poder ofrecer una experiencia mucho más sencilla en línea. Respecto a su expansión internacional, apunta que ya cuentan con oficinas en México, EE UU, Reino Unido y Serbia. También operan en Canadá, Colombia, Brasil y Argentina.

La compañía cuenta con clientes en 15 países y su objetivo es impulsar con fuerza su presencia en Europa, "donde el tema de la identidad es algo altamente regulado, y donde los casos de uso son muy amplios", según cuenta el directivo, que asegura que están ya hablando con empresas de alquiler de coches, grupos hoteleros, operadoras y bancos. "También queremos sellar alianzas con los gobiernos europeos, porque tienen un papel fundamental en el tema de la identidad de sus ciudadanos". 

El directivo avanza que España será el siguiente país donde abran oficina. Estará en Madrid y el objetivo es abrirla en el segundo trimestre de 2022. "España es un país prioritario para nosotros porque compartimos clientes entre México y España y vemos una oportunidad muy clara en términos de inclusión financiera, pues defiende que su plataforma tiene el potencial de eliminar el sesgo en lo que respecta a funciones como la concesión de préstamos. El siguiente país donde desembarcaremos será Alemania, pero la necesidad de soluciones de identidad digital es global y poco a poco iremos entrando en otros mercados".

Incode también pondrá rumbo hacia Oriente medio y Asia. Planea entrar en Singapur, Hong Kong y Dubai el próximo año. 

La compañía, que presume igualmente de poder promover la democracia al facilitar la votación biométrica en los países en desarrollo, ha verificado más de 175 millones de identidades desde su inicio, incluidos más de 140  millones solo en este año. Según Amper, no descartan llevar a cabo algunas adquisiciones para impulsar su crecimiento. 

"Los inversores observan un mercado enorme y creciente, y ven una oportunidad de liderar el mundo de la identidad porque es ahora cuando se están empezando a perfilar los líderes en este sector, que no van a ser los gigantes tecnológicos como Facebook o Google sino startups especializadas", resalta el directivo, que destaca que, frente a otros rivales, Incode lleva seis años perfeccionando la tecnología. Entre sus competidores están empresas como Jumio y Onfido. 

Amper no ofrece detalles sobre las cuentas de Incode, pero en un comunicado de prensa enviado hoy aseguran que han aumentado seis veces sus ingresos en los últimos 12 meses. El ejecutivo sí indica que el negocio de la compañía ha sido rentable hasta hace poco, pero "ahora toca acelerar su crecimiento". Por ello, tiene claro que llevarán a cabo nuevas rondas de financiación para lograr ese objetivo y avanza su objetivo de salir a Bolsa, "pero para ello falta entre cuatro y seis años".

"Nuestra visión de One Identity Everywhere está transformando la forma en que los seres humanos viven sus experiencias de identidad con las empresas", defiende Amper. “Hemos creado una solución fluida y sin fricciones que aporta ese momento de sorpresa al cliente cuando se incorpora a un nuevo banco, se registra en un hotel o ingresa en un hospital".

Según el directivo, lo que convierte a Incode en "una empresa única en el ámbito de la identidad digital" es que ofrece una plataforma integral de orquestación de canales que le permite a las empresas tener un único punto de integración para resolver los problemas de identidad, desde la incorporación segura y sin fricciones de los clientes hasta la autenticación de los mismos una vez incorporados; que su solución está totalmente automatizada, "lo que significa que en los centros de llamadas no se utilizan seres humanos para reconocer a los clientes", y que Incode es propietaria de toda su tecnología, es decir, no utiliza proveedores externos, a diferencia de algunos de sus competidores. "Esto nos permite mejorar continuamente nuestra tecnología en función de los comentarios de clientes".

Amper insiste en que el mayor impacto que puede tener Incode y la industria de la identificación en general es crear confianza entre las personas, las empresas y las instituciones. "Sin confianza, los tipos de interés son más elevados, los procesos se complican y los negocios se vuelven más difíciles. La confianza es el elemento central que permite abrir los sistemas financieros a todo el mundo y hace posible que muchas más personas participen en un sistema democrático. Desde Incode, creamos confianza eliminando barreras, reduciendo costes y democratizando el acceso", sostiene.

Normas
Entra en El País para participar