BBVA AM apuesta todo a la Bolsa europea: espera que suba hasta un 15% en 2022

Su equipo de análisis considera que los datos de crecimiento serán mejores de lo esperado

Joaquín García Huerga, director de estrategia global de BBVA AM.
Joaquín García Huerga, director de estrategia global de BBVA AM.

La gestora de fondos de BBVA Asset Management confía plenamente en la renta variable europea para 2022. De acuerdo con su equipo de análisis, la Bolsa del Viejo Continente podría revalorizarse entre un 10% y un 15%, mientras que para Estados Unidos esperan una subida de solo el 5%.

Joaquín García Huerga es el director de estrategia global de la firma, y también de la división de banca privada del grupo. A su juicio, las previsiones de crecimiento de la economía europea son muy buenas, y también las previsiones de evolución de los beneficios empresariales. "2022 va a ser un año de fuerte crecimiento en la eurozona, esperamos una tasa cercana al 5%. Y los beneficios por acción crecerán más del 10%", apunta el experto.

Con todo, lo que más contribuirá a que la renta variable de Europa lo haga mejor que la de Estados Unidos es la diferencia de valoración. "Nunca habíamos visto unos diferenciales de valoración tan dispares, y creemos que tienen que irse reduciendo durante el año que viene", apunta.

Desde BBVA AM también consideran que el entorno de inflación moderada (esperan un 1,9% de inflación subyacente para diciembre de 2021) suele ser positivo para la renta variable. Respecto a los gestores, esperan que los más cíclicos lo hagan mejor.

La firma ha realizado un análisis de qué industrias en entornos inflacionarios y con perspectivas de subidas de tipos. Los que mejor lo hacen son el sector financiero, el industrial y el de materiales básicos (tanto en Europa como en Estados Unidos). "Creo vamos a volver a ver una fuerte rotación desde las tecnológicas a los sectores 'value' y cíclicos, lo que también beneficia a Europa, puesto que la Bolsa de EE UU tiene ya una fuerte dependencia de las tecnológicas, que pesan cerca del 30%%.

Respecto a las principales amenazas para el próximo ejercicio, García Huerga destaca la evolución de la pandemia ("creemos que va a dar sus últimos coletazos, pero las situaciones como la que estamos viviendo con la variante ómicron hace que haya que estar alerta") y la inflación. En este último punto, desde la entidad consideran que los datos de subidas de precios ya han tocado techo y que se irán moderando durante 2022.

Ante las perspectivas de subidas de tipos en 2023 en Estados Unidos, y  más adelante en Europa, desde BBVA AM se muestran muy cautos respecto a la inversión en bonos gubernamentales. "Primero porque ofrecen cupones bajísimo y segundo porque podemos ver cómo se deprecian en los próximos meses".

El escenario base es que el tipo de EE UU a 10 años se sitúe en el 1,6% y el de Alemania, en el -0,3%. Pero dada la evolución de la inflación en estos últimos meses, es claro que el riesgo de la previsión central de BBVA AM es al alza, pudiendo acercarse el bono estadounidense a la zona del 2% y el alemán entrar ligeramente en positivo. “Por tanto, dada la baja rentabilidad actual y unas previsiones de tipos estables o al alza, mantenemos la recomendación de infraponderación en los bonos de gobiernos desarrollados”, señala Joaquín García Huerga

Normas
Entra en El País para participar