Energía

La gran operación de compra de Iberdrola en Estados Unidos pende de un hilo

Los reguladores se inclinan por no autorizar la adquisición de PNM Resources por Avangrid

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

La operación de compra de la estadounidense PNM Resources por la filial de Iberdrola, Avangrid pende de un hilo después de que la mayoría de los reguladores de Nuevo México expresaran hoy su oposición a la oferta de adquisición de más de 4.300 millones de dólares 

Tres de los cinco comisionados de la Comisión de Regulación Pública de Nuevo México dijeron que estaban de acuerdo con la conclusión de un examinador previo, que recomendó que la agencia rechazara el acuerdo porque los daños potenciales de la transacción superarían los beneficios.

Los comisionados citaron preocupaciones sobre la capacidad de regular posibles conflictos de intereses en la estructura corporativa del propietario español de Avangrid, otras preocupaciones éticas y el pobre historial de Avangrid con servicios públicos en el noreste de EE. UU. "La empresa tiene un historial horrible en el manejo de servicios públicos de EE. UU.", Dijo el presidente de la Comisión, Stephen Fischmann, sobre Iberdrola.

Las acciones de PNM encajaron el golpe de los reguladores con un desplome del 6,7%, su mayor descenso desde junio de 2020. Por su parte, los títulos de Avangrid cayeron un 2,65%.

Aún así no todo está perdido por ahora, los comisionados no celebraron una votación formal sobre la transacción y los reguladores indicaron que podrían estar abiertos a reabrir el caso para considerar modificaciones adicionales al acuerdo por parte de las empresas.

"Estamos decepcionados de que el examinador haya adoptado una visión estrecha que se centró en la especulación sobre qué pasa si algo sale mal por encima de los beneficios concretos que generará la operación y que fueron apoyados por  23 interventores que representan la gama más amplia de intereses de los clientes y las partes interesadas", dijo el portavoz de PNM Raymond Sandoval en una declaración.

"Esperamos que la comisión analice todas las opiniones de las partes, y no simplemente un punto de vista único". Avangrid y PNM dijeron el mes pasado que aceptarían condiciones adicionales descritas por el examinador, incluidos compromisos con el gobierno corporativo y protección financiera adicional para los clientes.

Los ejecutivos de PNM Resources y Avangrid defendieron la operación en una comunicación publica. PNM necesita la solidez financiera de Avangrid, para ayudar a la empresa de servicios públicos a continuar proporcionando energía “asequible, confiable y sostenible”, dijo la directora ejecutiva Patricia Vincent-Collawn. "Esta fusión es donde debe ir Nuevo México si queremos ser un líder en energía renovable", dijo Vincent-Collawn.

Normas
Entra en El País para participar