Global X lanza 8 ETF temáticos para liderar los fondos cotizados en Europa

Tiene vehículos de robótica, ciberseguridad, 'fin-tech' y coches eléctricos

Luis Berruga, consejero delegado de Global X.
Luis Berruga, consejero delegado de Global X.

La industria de los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) está viviendo su mejor momento. Este tipo de vehículos de inversión, a medio camino entre los fondos y las acciones, atesoran ya un patrimonio de más de 10 billones de dólares, un 45% más que al inicio del año. La compañía Global X, especializada en ETF temáticos, se está haciendo un hueco en este sector.

La firma, con sede en Nueva York, dueños coreanos (el grupo Mirae Asset Management) y consejero delegado español (Luis Berruga) ha disparado el dinero que gestiona. Empezó el año en 21.000 millones de dólares y ya maneja más de 44.000 millones.

Una de sus grandes apuestas es crecer en Europa. El grupo arrancó sus operaciones en el Viejo Continente a comienzos de ejercicio y ya tiene 121 millones de euros bajo gestión. “Nos hemos retrasado un poco respecto a nuestros planes porque ha costado más de lo esperado registrar los ETF con el Banco de Irlanda, pero ya tenemos una gama bastante amplia”, explica el propio Berruga en una videollamada con periodistas.

La firma contaba hasta ahora solo con cinco fondos cotizados en Europa (frente a los 89 que tiene en Estados Unidos) pero acaba de recibir la autorización para disponer de otros ocho ETF, con el pasaporte europeo.

Se trata de un producto de robótica e inteligencia artificial, de ciberseguridad, de energías limpias, de comercio electrónico, de tecnologías financieras, de Internet de las Cosas, y de mineras especializadas en cobre.

Estos se suman a los que ya comercializaba sobre la industria de videojuegos, sobre telemedicina, sobre infraestucturas, sobre biotecnología y sobre almacenamiento en la nube.

“Hemos hecho una apuesta muy decidida por los ETF temáticos, donde ya somos líderes indiscutibles en Estados Unidos y aspiramos a serlo también en Europa”, apunta Berruga.

Las comisiones de este tipo de vehículos son muy bajas, de entre el 0,5% y el 0,6% (en los fondos activos convencionales la comisión es de más del doble). Estos ETF replican la evolución de un índice preestablecido de cada una de las temáticas y no hacen gestión activa.

Normas
Entra en El País para participar